30/10/2019

Tres graduados de la URV crean la cooperativa de servicios educativos Learn it!

Es una iniciativa pionera basada en el uso de las Tecnologías del Aprendizaje y del Conocimiento reconocida como start-up de la URV

Manuel Zarza, Aida Ralda iy Nil Barrera en el Laboratorio de Educación y Tecnologia (ETLAB) del campus Terres de l'Ebre

Apasionados de la educación y la tecnología, así se definen a si mismos Aida Ralda, Manuel Zarza y ​​Nil Barrera. Los tres son graduados en Educación Primaria por la URV y Aida lo es también en Educación Infantil. Ampliaron los estudios con el Máster de Tecnología Educativa de la URV, lo que les ha servido para abrir la mente a las posibilidades metodológicas y didácticas de las nuevas tecnologías.  Con todo ello y animados por el responsable de los grados de Educación en el campus Terres de l’Ebre, Josep Holgado, les ha impulsado a constituirse en cooperativa y ofrecer servicios educativos de alta calidad basados ​​en las Tecnologías del Aprendizaje y del conocimiento (TAC).  Unos servicios que van dirigidos a centros escolares de primaria, a docentes de primaria y de secundaria, a padres y madres de alumnos y a la sociedad en general.

Su proyecto, Learn it! Education Trainers SCCL, gestado en el campus Terres de l’Ebre, ha comenzado a funcionar este mes de octubre y ya tienen 94 alumnos desde P-3 hasta sexto, repartidos en cuatro colegios de primaria de las Terres de l’Ebre, a los que imparten una hora a la semana de actividades extraescolares. Son la Escuela del Templo, en Tortosa; la Escuela Carles III y la Escuela Horta Vella, en San Carlos de la Rápita, y el Instituto Escuela Agustí Barberà, en Amposta.

No son extraescolares convencionales ya que enseñan a los niños y niñas de primaria desde cómo diseñar videojuegos con Bloxels hasta robótica con drones. También utilizan el Scratch, un lenguaje de programación visual, y, entre las actividades extraescolares que ofrecen, hay sesiones de inglés espontáneo, creación de webs, imagen y vídeo y actividades en las que aplican el método científico.

Nil Barrera enseñando como crear un víideojuego a los alumnos del colegio Carles III de Sant Carlos de la Ráptia.
Una metodología para aprender experimentando

“Es la educación del futuro”, apunta Aida Ralda, que precisa que el objetivo principal es que los alumnos aprendan de una manera vivencial y significativa experimentando los contenidos. Así trasladan al aula la filosofía del STEAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas). La idea es mezclar diferentes disciplinas, favorecer el trabajo en equipo y que los alumnos sean más creativos en el momento de resolver los problemas. Acaban de empezar, pero ven que estas metodologías funcionan “y consiguen captar muchísimo la atención de los alumnos”, argumentan.

“Con la programación de los drones trabajamos los ángulos, el pensamiento computacional, o la diferencia entre distancia y recorrido, por ejemplo”, señala por su parte, Manuel Zarza. “Con la creación de los videojuegos, además de la parte más artística y creativa, también trabajamos la simetría o las matemáticas”, añade Nil Barrera.

El profesor Josep Holgado remarca el valor de la iniciativa porqué no sólo está enfocada a organizar actividades para los escolares, sino que también tendrá una línea de formación dirigida a docentes de primaria y secundaria, personas mayores o padres y madres de alumnos interesados ​​en formarse en educación y  nuevas tecnologías disminuyendo de ese modo  la brecha digital.

Una cooperativa pionera vinculada al campus

La vinculación de la iniciativa con el campus Terres de l’Ebre es total. De hecho, la cooperativa nace con la idea de que se puedan sumar otros graduados en Educación Infantil o Primaria de la URV y también estudiantes. Debido al volumen de trabajo, ya han contratado dos estudiantes del campus de Tortosa para impartir alguna de las actividades extraescolares.

“Se trata de una iniciativa pionera. No conocemos ninguna otra cooperativa de estudiantes vinculada a un campus universitario “, apunta Holgado, también promotor del proyecto, del cual es socio colaborador.

El Consejo de Gobierno de la Universidad ha aprobado el reconocimiento de la cooperativa como nueva start-up de la URV, con el apoyo de la Unidad de Valorización de la Fundación URV.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*