02/02/2017

Dietistas-nutricionistas recomiendan mantener los lácteos en la dieta

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Sin embargo, según las diferentes entidades de referencia, más del 30% de las muertes causadas por esta enfermedad se podrían prevenir modificando o eliminando factores de riesgo claves, especialmente los relacionados con el estilo de vida y la alimentación. En este sentido, un tema de debate infundado ha sido el papel de los lácteos. Dietistas-nutricionistas recomiendan su consumo.

El Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) y la Federación Catalana de Entidades Contra el Cáncer (FECEC), coincidiendo con la celebración del día mundial de esta enfermedad, ha hecho pública su postura científica sobre el Consumo de Lácteos y la Incidencia de Cáncer. Según una exhaustiva revisión bibliográfica que han efectuado, aconsejan mantener los lácteos en la dieta consumiéndolos en las cantidades recomendadas hasta la actualidad en las guías dietéticas.

Por lo observado hasta ahora, parece que el consumo de lácteos sugiere una cierta protección contra el cáncer de estómago, mama, ovario y vejiga, y también se asocia con un menor riesgo de desarrollar cáncer de colon. En cambio, y siempre a falta de estudios más concluyentes, potencialmente, y consumidos en grandes cantidades, más altas a las recomendadas, podrían incrementar el riesgo de desarrollar cáncer de próstata.

El Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) y la Federación Catalana de Entidades Contra el Cáncer (FECEC) recuerdan que los lácteos son una fuente de proteína de alta calidad biológica, es decir, que aportan muchos aminoácidos esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. También propician grasa saturada (principalmente en los productos enteros), lactosa, calcio y otros nutrientes esenciales, como el fósforo, yodo, vitaminas A, B2 y B12. Su composición hace de estos productos un pilar importante en la alimentación de las personas. Por ello, más allá de motivo de preocupación, son un alimento clave en una nutrición saludable.

La revisión, elaborada por miembros del CODINUCAT y la FECEC, en total 7 autores, seis de los cuales son personal investigador de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la Universidad Rovira y Virgili, siendo la primera autora la Dra. Rosa María Valles del grupo NFOC-Salud (Nutrición Funcional, Oxidación y enfermedades Cardiovasculares), URLA (Unidad de Investigación en Lípidos y Arteriosclerosis), CTNS (Centro Tecnológico de Nutrición y Salud), CIBERDEM (Centro de Investigación Biomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas), bajo el liderazgo de la Dra. Nancy Babio, presidenta del CODINUCAT, miembro de la Unidad de Nutrición Humana de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud del departamento de Bioquímica y Biotecnología de la Universidad Rovira i Virgili, del Instituto de Investigación Sanitaria Pere i Virgili y de la de la Red CIBERobn del Instituto Carlos III. Como representantes de la FECEC han participado el Dr. Eduard Batiste-Alentorn, oncólogo del Hospital General de Vic y vocal de la junta de la FECEC y el Dr. Ramón Miralles, presidente de la FECEC y profesor también de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la URV.

Esta postura tiene un valor especial no sólo por la revisión de la literatura sino por la importante colaboración y revisión hecha por diferentes miembros que pertenecen a la Sociedad Científica Española de Dietética y Nutrición (SEDYN), la Asociación de Dietistas-Nutricionistas de Madrid (ADDINMA), la Sociedad Catalana de Alimentación y Dietética Clínica (SCADC) y el Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Andalucía (CODINAN).

De todo este trabajo en equipo se concluye que, en cantidades recomendadas, no hay evidencias de que su consumo sea perjudicial. Así pues, de acuerdo a los posibles beneficios de los lácteos en la prevención de algunos tipos de cáncer y de sus beneficios respecto a otras enfermedades crónicas, se justifica seguir recomendando su consumo en el contexto de una alimentación saludable y equilibrada.

Referencia bibliográfica: Rosa M. Valls, Anna Pedret, María Pascual, Isabel Megías, Eduard Batiste-Alentorn, Ramón Miralles y Nancy Babio. Postura Científica del Colegio de Dietistas-Nutricionistas de Cataluña (CODINUCAT) y de la Federación de Entidades Contra el Cáncer (FECEC) sobre consumo de lácteos y la incidencia de cáncer.

Disponible aquí


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*