01/07/2019

Diseñan un experimento científico en línea para medir el conocimiento del vocabulario catalán

Investigadores del Grupo de Investigación en Psicolingüística de la URV han diseñado una aplicación que permite medir en menos de cinco minutos las palabras que conocen los hablantes del catalán. En solo cuatro días han superado los 100.000 participantes

De izquierda a derecha: Roger Boada, Pilar Ferré y Marc Guasch, investigadores e investigadora del Grupo de Investiigación en Psicolingüística de la URV.

La aplicación tiene forma de juego y se presentan al azar palabras existentes en catalán y palabras inventadas. El jugador sólo tiene que decidir si la palabra existe o no. El objetivo de los investigadores es medir el vocabulario de los hablantes del catalán y, a partir de ahí, desarrollar herramientas como pruebas estandarizadas de vocabulario o medidas objetivas de la complejidad de la lengua, entre otras. El juego está dirigido a todos los hablantes del catalán, sea cual sea la variante del catalán que hablen, y vivan donde vivan. Además, está dirigido tanto a hablantes nativos como aprendices del catalán como segunda lengua.

Cada partida dura cinco minutos y al finalizarla se proporcionan inmediatamente los resultados, los cuales permiten al jugador tener una estimación del porcentaje de palabras que conoce del catalán, así como comparar su nivel de conocimiento con el del resto de la población. De este modo, si el usuario comparte la puntuación obtenida en las redes sociales se puede retar a amigos, familiares y conocidos, a ver cuántas palabras conoce cada uno y colaborar además en la difusión del proyecto.

El juego se plantea como una oportunidad para conocer nuevas palabras, ya que, cuando termina la partida, la aplicación ofrece la posibilidad de consultar las palabras que se han fallado en el Diccionario del Instituto de Estudios Catalanes (DIEC2). Se pueden realizar tantas partidas como se quiera para intentar mejorar la puntuación, y el juego es accesible tanto desde ordenadores personales como desde dispositivos móviles. La información recogida se guardará de forma anónima, únicamente con fines científicos.

El test se puede realizar en menos de cinco minutos y al final aparecen las palabras acertadas,  las que se desconocen y un enlace con el significado.

Este estudio es equiparable a estudios similares llevados a cabo en lenguas como el castellano, el inglés o el holandés, en el que se ha conseguido superar la cifra de 200.000 participantes. Ahora es el turno del catalán y en solo cuatro días desde la activación de la aplicación se han superado los 100.000 voluntarios, lo que supone el mayor estudio psicolingüística realizado hasta el momento en lengua catalana.

Los impulsores de este estudio son los investigadores  Roger  Boada, Marc Guasch y Pilar Ferre, del  Grupo de Investigación en Psicolingüística de la URV ha colaborado en este estudio con Jon Andoni Duñabeitia, director del Centro de Ciencia Cognitiva (C3) de la Universidad de Nebrija, que ya había desarrollado iniciativas similares en otras lenguas.

 Un estudio con 40.777 palabras

 Con las respuestas de los usuarios que participen en el estudio, se construirá una gran base de datos mediante la cual se podrán estudiar diversos aspectos relacionados con la lengua catalana. En primer lugar, se podrá estudiar como la edad, el nivel de estudios, el sexo o la competencia en catalán afectan a la amplitud del vocabulario de los hablantes de la lengua. Por otra parte, se conseguirá saber el porcentaje de personas que conocen cada una de las palabras y esto se podrá usar como un indicador del grado de dificultad de cada palabra.

Este hecho hará posible que en el futuro se puedan desarrollar por ejemplo, herramientas como las pruebas estandarizadas de vocabulario que serán útiles, entre otros, en el ámbito de la enseñanza del catalán como segunda lengua, ya que permitirán evaluar la evolución los aprendices del catalán. También se podrán desarrollar medidas objetivas de la complejidad de los textos en lengua catalana. Estas medidas pueden ser importantes en la elaboración de materiales docentes que tengan en cuenta dicha complejidad para adecuarla al nivel de los aprendices. Finalmente, el hecho de disponer de los tiempos de respuesta medios a cada palabra, permitirá estudiar qué características de las palabras afectan el procesamiento y almacenamiento de las palabras y sus significados en la mente humana.

El estudio incluye un total de 40.777 palabras del catalán que fueron pronunciadas al menos una vez en la televisión pública catalana durante 4 años de programación y que aparecen en el DIEC2. Desde la activación de la aplicación han participado más de 100.000 personas, pero cuantos más participantes mejor, ya que las conclusiones de la investigación serán más precisas.  Por lo tanto, pequeños y mayores, aprendices o nativos, y sea cual sea el lugar de residencia o la variante del catalán hablada,  todo el mundo puede poner a prueba su conocimiento de la lengua, hacer la máxima difusión posible y colaborar con la ciencia.

Para participar en el estudio sólo hay que entrar en http://urv.cat/vocabulari. Para más información se puede escribir a los investigadores mediante la siguiente dirección de correo electrónico: vocabulari@urv.cat.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*