30/03/2017

El consumo de legumbres se asocia a un menor riesgo de desarrollar diabetes

Resultados del estudio PREDIMED muestran una asociación protectora entre el consumo de legumbres, especialmente lentejas, y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2

Los resultados han puesto de manifiesto que, en comparación con los individuos con un consumo de legumbres -lentejas, garbanzos, judías y guisantes - más bajo, los participantes con un mayor consumo presentaban un 35% menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Foto: CSIRO

Resultados recientes del estudio PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea) muestran una asociación protectora entre el consumo de legumbres, especialmente lentejas, y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, después de más de cuatro años de seguimiento a 3.349 personas con alto riesgo cardiovascular. Además, en el estudio también se ha asociado a un menor riesgo la sustitución de media ración al día de huevos, pasta, arroz y patata hervida por media ración al día de legumbres.

Las legumbres constituyen un grupo de alimentos ricos en vitaminas del grupo B, contienen diferentes minerales beneficiosos para la salud (calcio, potasio y magnesio), grandes cantidades de fibra, y son consideradas un alimento con bajo índice glucémico; por lo tanto, dan lugar a un incremento más lento de los niveles de glucosa en sangre tras su ingesta. Debido a su valor nutricional, comer legumbres de forma regular podría mejorar la salud. De hecho, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), declaró el año 2016 como el año internacional de las legumbres con el objetivo de concienciar a la población sobre sus beneficios nutricionales.

Hasta hoy, a pesar de que las legumbres se consideran uno de los factores dietéticos que pueden ofrecer protección frente a la diabetes tipo 2, que afecta a nivel mundial a más de 400 millones de personas (según datos de 2015), la asociación entre esta enfermedad y el consumo de legumbres (excluida la soja y sus derivados) ha sido poco estudiada.

Con la finalidad de incrementar el conocimiento en esta área, investigadores de la Unidad de Nutrición  Humana de la URV, con la colaboración de otros grupos de investigación del estudio PREDIMED, han evaluado la asociación entre el consumo de legumbres, sus distintos subtipos y el riesgo de desarrollar diabetes en individuos que presentan alto riesgo cardiovascular. También han evaluado el efecto que tiene sobre ese riesgo la sustitución de otros alimentos ricos en proteínas e hidratos de carbono por legumbres.

Unitat de Nutrició Humana de la URV.

Los investigadores han analizado 3.349 participantes con alto riesgo cardiovascular que no tenían diabetes tipo 2 al inicio del estudio. Tras cuatro años de seguimiento, los resultados han revelado que, en comparación con los individuos que consumen legumbres —lentejas, garbanzos, alubias y guisantes— en menor cantidad (12,73 gramos/día, lo que equivale aproximadamente a 1,5 raciones a la semana de 60 g en crudo), los participantes que las consumían en mayor medida (28,75 gramos/día, lo que equivale a 3,35 raciones a la semana), presentaban un 35 % de menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

En relación con los diferentes subtipos de legumbres, las lentejas son las que se han asociado a ese menor riesgo de desarrollar diabetes. Los individuos con una mayor ingesta de lentejas durante el seguimiento (aproximadamente 1 ración/semana), frente a los individuos que las consumían en menor cantidad (menos de media ración a la semana), presentaban un 33 % de menor riesgo de desarrollar la enfermedad. Asimismo, hay que subrayar que la sustitución de media ración al día de alimentos ricos en proteínas o hidratos de carbono (huevo, pan, arroz y patata hervida) por media ración al día de legumbres se asoció también a un menor riesgo de incidencia de la diabetes tipo 2.

Los investigadores destacan la importancia del consumo de legumbres para la prevención de enfermedades crónicas, entre ellas la diabetes, pero afirman que se necesitan más estudios con otras poblaciones para confirmar estos resultados.

El estudio, publicado en la revista científica Clinical Nutrition en marzo de 2017, lo han liderado Nerea Becerra-Tomás, investigadora de la Unidad de Nutrición Humana de la Universitat Rovira i Virgili, y el profesor Jordi Salas-Salvadó, jefe de la Unidad de Nutrición y jefe clínico del Hospital Universitario Sant Joan de Reus, e investigador principal del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn), ambos miembros del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV).

Referencia bibliográfica: Becerra-Tomás N, Díaz-López A, Rosique-Esteban N, Ros E, Buil-Cosiales P, Corella D, Estruch R, Fitó M, Serra-Majem Ll, Arós F, Lamuela-Raventós R.M, Fiol M, Santos-Lozano J.M, Diez-Espino J, Portoles O, Salas-Salvadó J, PREDIMED study investigators. “Legume consumption is inversely associated with type 2 diabetes incidence in adults: a prospective assessment from the PREDIMED study”. Clinical Nutrition (2017). http://dx.doi.org/10.1016/j.clnu.2017.03.015


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*