18/06/2015

El CTNS estudia los efectos beneficiosos para la salud del consumo de zumo de naranja natural

En una licitación pública con competidores de todo el mundo, el CTNS ha conseguido un contrato de más de 500.000 dólares para realizar un estudio de intervención nutricional con 250 voluntarios para evaluar los beneficios del consumo de un zumo de naranja de 100% natural, en colaboración con investigadores de la URV

Comprobar los efectos saludables del consumo de zumo de naranja 100% natural en personas ligeramente hipertensas. Este es el objetivo que persigue el estudio del Centro Tecnológico de Nutrición y Salud (CTNS). Para llevarlo a cabo, se utilizarán varios marcadores bioquímicos para evaluar su efecto, a grandes rasgos se quiere comprobar si la presencia de un compuesto del zumo de naranja (la hesperidina) tiene efectos beneficiosos sobre la presión sanguínea. Para ello, se llevará a cabo un estudio con 252 voluntarios ligeramente hipertensos, que deberán consumir el zumo de naranja durante 12 semanas.

Antes de empezar, durante y al final del estudio, se evaluarán varios parámetros antropométricos, bioquímicos y de salud, incluyendo una novedosa aproximación nutrigenómica – utilizando técnicas Ómicas para obtener una visión más holística de lo que pasa a nivel bioquímico en nuestro organismo – que el equipo de Florida, que financia el proyecto, ha valorado muy positivamente. El Dr. Lluís Arola, director del CTNS e investigador principal del estudio, firmó el contrato el pasado mes de abril, después de la aprobación por parte del organismo concedente de Estados Unidos.

El estudio se desarrollará en el edificio del CTNS en los espacios habilitados para él, y se iniciará en septiembre de 2015 hasta septiembre de 2017. El CTNS (que forma parte de la red TECNIO) está actualmente ultimando los preparativos del estudio con el equipo de la Dra. Rosa Solà, catedrática de Medicina de la Universidad Rovira i Virgili, y cuenta ya con la aprobación del Comité Ético de Investigación del Hospital Universitario Sant Joan de Reus.

El estudio contará con la implicación de un grupo de profesionales académicos, científicos y de la salud, la participación de 252 voluntarios, la realización de más de 1.700 visitas de seguimiento, el análisis de más de 26.000 muestras de plasma y el consumo de más de 7.000 litros de zumo de naranja 100% natural procedente de Florida.

El Florida Department of Citrus de Estados Unidos convocó en 2014 una licitación internacional para estudiar los efectos beneficiosos del zumo de naranja. Esta licitación está financiada por un consorcio internacional llamado la Citrus Health Claim Initiative, formado por el Estado de Florida, la Asociación Internacional de fabricantes de zumo vía su filial europea (AIJN) y los mayores productores de cítricos y zumos de Brasil, como parte de su estrategia científica internacional.

El CTNS presentó la propuesta que resultaría ganadora, proponiendo un estudio de intervención nutricional paralelo, doble ciego, controlado con placebo, para evaluar los efectos de un consumo crónico y agudo de un zumo 100% naranja de Florida, por importe de 536.000 dólares.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*