25/03/2019

El debate sobre la UE aflora la crisis de expectativas con el proyecto europeo

Los ponentes de la URV llaman a los jóvenes y estudiantes a cambiar las instituciones desde dentro con la mirada puesta en las elecciones del 26 de mayo

De izquierda a derecha, Jaume Camps, investigador del Centro de Estudios sobre Conflictos Sociales de la URV; Neus Oliveras, profesora de Derecho Público, Mariam Lufti, Alumni de la URV, y Jordi Gil, periodista que ha moderado el debate.

¿Qué pasaría si desapareciera la Unión Europea? Esta pregunta ha sido el punto de partida del debate que se ha celebrado este mediodía en el campus Catalunya para interpelar a los jóvenes y estudiantes para las elecciones europeas del próximo 26 de mayo. Las intervenciones de los ponentes y los estudiantes han puesto de manifiesto la crisis de expectativas con el proyecto europeo, especialmente por la respuesta y gestión de las instituciones europeas a la crisis económica y a la crisis migratoria. La solución está en propiciar el cambio desde dentro, según han convenido los participantes en la mesa de debate: Jaume Camps, investigador del Centro de Estudios sobre Conflictos Sociales; Neus Oliveras, profesora de Derecho Público, y Mariam Lufti, Alumni de la Facultad de Ciencias Jurídicas y estudiante del màster en Estudios interdisciplinarios europeos en el Colegio de Europa de Varsovia (Polonia).

La baja participación de los jóvenes en las elecciones europeas (sólo el 26% fueron a votar en España en las elecciones de 2014) ha motivado el debate de hoy organizado por la Oficina de Barcelona del Parlamento Europeo y Europe Direct Tarragona con la colaboración de la URV. Mediante la participación tanto de estudiantes como de los mismos ponentes, han aflorado algunas causas. Por un lado, el desconocimiento del funcionamiento de las instituciones, o, en realidad, el desconocimiento de la incidencia de lo que se decide en Europa sobre el día a día de las personas. Estudiantes com Núria han afirmado que hasta que no han llegado a la Universidad, susconocimientos sobre la UE “eran muy básicos y limitados”, a lo cual hay que sumarle la forma de consumo de información, básicamente a través de las redes sociales.

Estudiantes asistentes al debate “¿Qué pasaría si desapareciese la UE?”.

Los derechos alcanzados y los valores fundacionales de la UE también se han puesto sobre la mesa. Otra estudiante, Karima, ha explicado que los jóvenes de su generación dan por sentados determinados derechos, que, por el contrario, migrantes de Marruecos como ella consideran que es necesario reivindicar: “Yo valoro mucho más los derechos de las mujeres, la libertad de ir donde quiera sin miedo, no sentirme discriminada, vestirme como quiera, conducir… porque la cultura de donde procedo hace que vea en positivo todas las ventajas de ser europea”.

Precisamente los valores han sido cuestionados por los participantes del debate cuando no se han respetado en la toma de decisiones y la gestión de las crisis económica y de la migración que ha vivido Europa los últimos años. “Muchas políticas son contradictorias con los valores europes, como el espacio Schengen”, ha afirmado otra estudiante, Lucía.

Los tres ponentes, moderados por el periodista Jordi Gil, han coincidido a dar una respuesta unitaria a este malestar: “Lo que debemos plantearnos es cómo vamos a cambiar la UE desde dentro y cómo rehacemos el euro para evitar que las desigualdades sean aun mayores, porque todo eso afecta la convivencia”, ha resumido Jaume Camps.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*