17/10/2018

El doctorando Juan Vela recibirá el Premio Nacional de Fin de Carrera Universitaria

Investigador en el ámbito de la lingüística teórica i la psicolingüística, defiende la Universidad como formadora de ciudadanos críticos

Juan Vela, doctorando de la URV que recibirá el Premio Nacional de Fin de Carrera de Educación Universitaria en el campus Catalunya.

Juan Vela será reconocido por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte con el Primer Premio Nacional de Fin de Carrera de Educación Universitaria, un galardón valorado en 3.300 euros que reconoce los mejores expedientes de grado del Estado en los diferentes ámbitos de conocimiento del curso 2013-14. Vela ha desarrollado prácticamente toda su carrera académica en la URV, desde que decidió cursar el grado de Lengua y Literatura Hispánica hasta la actualidad, que está realizando el doctorado en los ámbitos de la psicología y la lingüística. Afirma estar satisfecho con el premio porque es un reconocimiento académico al esfuerzo. Sin embargo, el recuerdo que tiene de los estudios de grado es que “fue todo muy placentero e inconsciente porque se sumaron un conjunto de cosas buenas, desde las amistades hasta el hecho que las clases me gustaban”.

Le apasiona debatir sobre la utilidad de las carreras de Humanidades, que las considera la garantía de la formación crítica e intelectual de las personas. Profundiza sobre ello: “Lo que consideramos inútil desde el punto de vista económico es lo más útil desde el punto de vista de la supervivencia”. Es decir, que aquello que se aprende en el ámbito de las Humanidades es necesario para desenvolverse en el día a día porque “el pensamiento crítico te hace invulnerable”, sentencia. Es por ello que realza las habilidades que se adquieren en las Humanidades, com por ejemplo la capacidad analítica de textos o la capacidad de negociación. En cambio, considera que “la idea de la universidad como fábrica de futuros empresarios y asalariados es pésima”, y admite tener una idea “quizás romántica” de la Universidad como academia y “proporcionadora, casi altruista, de conocimientos”.

Para Juan Vela, las classes de Lingüística Histórica, del profesor Juan Francisco García Bascuñana, y de Semántica, de la profesora Natàlia Català, supusieron un punto de inflexión que le llevaron a interesarse por la lingüística, por delante de la literatura, que había sido su pasión. Por eso realizó el Máster interuniversitario de Ciencia Cognitiva y Lenguaje, que le permitió conocer otras universidades: “A menudo tenemos el prejuicio que la URV es una universidad pequeña, y que la de Filología también es una carrera pequeña, pero despues de ver las universidades de Barcelona, sé que estamos al mismo nivel o por encima”. Y a continuación decidió hacer el doctorado con la dirección de la misma Natàlia Català y del profesor del Departamento de Psicología, Josep Demestre, ya que su tesis está a medio camino entre la lingüística teórica y la psicolingüística.

La investigación que está llevando a cabo trata de cubrir el concepto de restricción de selección semántica, es decir, las condiciones semánticas que un verbo impone a sus complementos. Por ejemplo, el verbo comer requiere que el complemento directo sea algo comestible, porque, de lo contrario, la oración no funciona. Cuando en una frase el complemento del verbo no satisface las restricciones de selección, la persona que lee o escucha la frase procesa la información con mayores dificultades. Estas dificultades se dan porque las restricciones de selección se basan en el conocimiento que tenemos del mundo que nos rodea; y este conocimiento del mundo influye en el procesamiento del lenguaje de forma muy rápida y determinante. Vela utiliza la combinación de diferentes metodologías para estudiar esta influencia del conocimiento del mundo en el procesamiento de oraciones: además de la revisión de literatura, el seguimiento de movimientos oculares, la lectura autoadministrada y cuestionarios.

Actualmente, Juan Vela deja las puertas abiertas a todas las opciones sobre su futuro después de la finalización de la tesis: “Me gustaría la investigación, pero no tengo claro si quiero seguir una carrera científica ortodoxa”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*