03/07/2018

El espacio de aprendizaje de los Huertos Sociales y el profesor Albert Fabregat reciben los premios a la Calidad Docente

Los galardones que entrega el Consejo Social de la URV en la modalidad individual y colectiva reconoce el esfuerzo del profesorado por mejorar la calidad de la docencia mediante la innovación

Imatge dels guanyadors en les dues modalitats acompanyats de la rectora de la URV, María José Figueras i del president del Consell Social, Joan Pedrerol.

El jurado del Premio Consejo Social URV a la Calidad Docente ha galardonado los proyectos “Docencia con valor añadido” del profesor del ETSEQ Albert Fabregat, en la modalidad individual, y, en la modalidad colectiva, “Huertos sociales en la URV: la educación ambiental para la innovación social”, un proyecto interdisciplinar que ha involucrado profesores y estudiantes de diez de los doce centros de la Universidad en experiencias prácticas de aprendizaje servicio. Se trata de la decimoctava edición de los premios, que tienen la finalidad de identificar y reconocer el esfuerzo del profesorado de la URV para mejorar la calidad de la docencia mediante la innovación en los métodos docentes aplicados.

Albert Fabregat, ganador del premio a la modalidad individual.

Albert Fabregat se propuso en su proyecto mejorar el proceso de enseñanza y aprendizaje en la asignatura de Tecnología Mecánica que se hace en tercero del Grado de Ingeniería Mecánica para poderla hacer más motivadora para él y para sus alumnos. Para hacerlo combinó dos metodologías: la ludificación con dispositivos móviles de las clases magistrales y la experiencia de aprendizaje y servicio basada en un proyecto de colaboración con alumnado y profesorado de Ciclos Formativos del ámbito de Fabricación Mecánica. Se trataba de hacer las clases más dinámicas y motivadoras, donde los estudiantes tuvieran un papel más activo, y mejorar el aprendizaje del proyecto de la asignatura y eso lo consiguió mediante el uso de una aplicación móvil a través de la que iba haciendo preguntas a sus alumnos sobre lo que estaba explicando y les ponía a prueba, haciéndoles competir también entre ellos. Respecto al proyecto de aprendizaje y servicio los universitarios trabajaron de manera conjunta con estudiantes de un instituto que se encargaron de fabricar sus diseños, demostrando así la viabilidad de hacer proyectos conjuntos entre la Universidad y la formación profesional.

Susana Borràs, recogiendo el premio como coordinadora de la modalidad colectiva.

Respecto al proyecto Huertos Sociales de la URV, creados en 2015 como espacio social y ambiental de aprendizaje, se ha hecho con la colaboración de un equipo de profesores interdisciplinarios de diversas titulaciones de la Universidad: Àngels Galiana, Maria Marqués y Susana Borràs, de la Facultad de Ciencias Jurídicas: Toni Pérez-Portabella, Maoz Eliakim y Rosa Tamarit, de la Facultad de Letras; Clara Salueña, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Química; Carles Barberà, de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería; Núria Ruiz de la Facultad de Química y Rosalia Cascón, de la Facultad de Economía y Empresa.

A través de estos espacios de aprendizaje experimental y práctico, los estudiantes de diez centros involucrados han desarrollado diversas actividades de aprendizaje y servicio. Por ejemplo, los estudiantes de Arquitectura han hecho trabajos topográficos y de planos, los estudiantes de Derecho han elaborado las normas de buenas prácticas, los de Ingeniería han hecho el asesoramiento de la adecuación del terreno, diseño del riego y la optimización de los recursos hídricos, los de Economía han hecho el plan de gestión y viabilidad de recursos del proyecto, los de Nutrición han creado talleres para los participantes de los huertos sobre la educación nutricional y los beneficios de los productos de proximidad, los de Educación han diseñado actividades dirigidas a centros de educación secundaria, y los de Comunicación Audiovisual han hecho la producción del material audiovisual para hacer divulgación del proyecto.

Un momento del acto de entrega de premios presidido por la rectora María José Figueras y el presidente del Consejo Social, Joan Pedrerol.

Así, ambos proyectos utilizan la metodología del Aprendizaje Servicio (APS), que integra el servicio a la comunidad como el aprendizaje de contenidos, competencias, habilidades o valores a partir de la práctica reflexiva. Cada una de las dos modalidades del premio está dotada con 3.500 euros, además, los galardonados serán los candidatos de la URV a las distinciones Jaume Vicens Vives, que otorga cada año la Generalitat de Catalunya.

El jurado del premio, formado por Joan Pedrerol, Josep Canício, Antoni Carreras, Sara Gimeno, Montse Giralt, Robert Vendrell, Joaquim Via y Jordi Gavaldà, reunido el 18 de abril, hizo constar la calidad de los trabajadores presentados por los otros candidatos y los anima a continuar su tarea docente y a participar en las próximas convocatorias. Este lunes se ha hecho la entrega del premio en un acto durante el que tanto la rectora de la Universidad, María José Figueras, como el presidente del Consejo Social, Joan Pedrerol, han resaltado la calidad de los proyectos presentados.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*