04/12/2019

El IPHES (URV) recibe el Premio Tarraco a la defensa y promoción del Patrimonio Mundial UNESCO otorgado por el Ayuntamiento de Tarragona

El alcalde Pau Ricomà califica de excelente el trabajo de socialización que hace este centro y su capacidad para atraer talento internacional a la ciudad

De izquierda a derecha, el consejero Jordi Fortuny; el director del IPHES, Robert Sala; el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, y el consejero Hermán Pinedo - Maurici Fernández/Ayuntamiento de Tarragona

El IPHES (Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social) ha recibido el Premio Tarraco a la defensa y promoción del Patrimonio Mundial UNESCO otorgado por el Ayuntamiento de Tarragona. El alcalde Pau Ricomà le entregó el diploma al director de dicho centro de investigación, Robert Sala. Se lo han concedido por las acciones a favor del patrimonio histórico y por sus estudios sobre arte prehistórico en el conjunto del arte rupestre del Arco Mediterráneo.

Justificó el premio Herman Pinedo, consejero de Patrimonio, Joventud, Cooperación y Vivienda del Ayuntamiento de Tarragona. En su intervención se refirió al descubrimiento de la Cova de l’Apotecari con arte rupestre hace 20 años por un equipo encabezado por el arqueólogo Eudald Carbonell, a quien le ha agradecido la labor de socialización de la ciencia que lleva a cabo en la ciudad desde hace 30 años. Pinedo también ha calificado de “excelentes profesionales” al equipo humano del IPHES por la realización de un trabajo intenso con el fin de acercar la investigación a la sociedad. También subrayó que el IPHES, con sus proyectos de investigación internacionales lleva el nombre de Tarragona a todo el mundo y la sitúa en el mapa mundial de la prehistoria.

En primer término, el director del IPHES, Robert Sala, y professor de la URV, durante su intervención después de recibir el Premio Tarraco en el salón de plenos del Ayuntamieno de Tarragona – Maurici Fernández/Ajuntament de Tarragona

El director del IPHES se refirió a los estudios de primer nivel que efectúa el IPHES en diferentes yacimientos de la cuenca del Francolí y Gaià, con aportaciones de interés mundial en el estudio de la evolución humana, como es la tecnología de las primeras poblaciones europeas descubiertas en el Barranco de la Boella (La Canonja) o el arte mueble encontrado en el Molí del Salt (Vimbodí i Poblet). Además, se refiró a la atracción de estudiantes Erasmus Mundus que supone el Master en Arqueología del Cuaternario y Evolución Humana que imparten miembros del IPHES a través de la Universidad Rovira i Virgili (URV), siendo una escuela internacional europea. Robert Sala también remarcó el hecho de que en su día el Ayuntamiento de Tarragona hubiera apostado por un centro de investigación de estas características.

Finalmente, el director del IPHES incidió en la socialización de la ciencia que se entiende, no sólo por la presencia constante en los medios de comunicación, sino también para acercar la investigación y la docencia que efectúa el IPHES con acciones diversas que se beneficie la ciudadanía, como son actividades en la calle durante las fiestas, promoviendo visitas de escolares en el centro, trabajando con estudiantes y grupos sociales con riesgo de exclusión social o promoviendo el proyecto Rambla Science, que debe llevar la investigación de la Rambla a todos los barrios. “El objetivo es promover la ciencia como creadora de una sociedad más cohesionada y que favorezca el empoderamiento de la población”, manifestó Robert Sala.

Miembros del consistorio, del IPHES y de la URV – IPHES

El alcalde Pau Ricomà ha mostrado su sorpresa porque actualmente nos reunimos para diferentes tipos de celebraciones como la entrega de premios, “yo pensaba que este comportamiento nos venía del Neolítico, pero el director del IPHES me ha comentado que esta actitud se remonta aún más lejos, al Paleolítico Superior, hace sobre 25.000 años. O sea que el salón de plenos nos viene de muy lejos”. Asimismo remarcó que Tarragona se beneficia de la distinción de Patrimonio de la Humanidad por el conjunto monumental de Tarraco y por el arte prehistórico, de un modo directo, pero también por la dieta mediterránea y los castells. Por último, calificó de excelente la tarea de socialización que desarrolla el IPHES e incidió en su capacidad para atraer a la ciudad talento internacional: “Esto es un éxito absoluto para Tarragona”, afirmó.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*