22/07/2019 Entrevista

Vladimir Sánchez, químico, doctorando de la URV y youtuber científico

“Divulgar química en Youtube muestra a los jóvenes que la ciencia no es elitista”

22Vladimir Sánchez es químico, investigador predoctoral de la URV, youtuber científico y profesor colaborador en Unicoos. Su canal de Youtube, Breaking Vlad, tiene unos 75.000 suscriptores o “alumnos”, tal como él los saluda en cada vídeo. Desde mayo de 2015 ha publicado cerca de 500 vídeos, que acumulan seis millones de visualizaciones.

En sus vídeos imparte clases para todos los niveles, resuelve ejercicios, explica experimentos, divulga conocimientos y ofrece recursos para la educación, tanto para estudiantes como para el profesorado. En el vídeo más visto da trucos para aprender rápido la tabla periódica. Lo publicó en diciembre de 2017 y tiene 640.000 reproducciones y 480 comentarios.

¿Cuándo empezaste a hacer vídeos para explicar química en Youtube y por qué?

Hacía tiempo que pensaba que había que introducir la cultura química entre la gente. No me gusta que se considere a alguien inculto cuando no sabe un dato relacionado con las ciencias sociales o humanidades: política, economía, historia… En cambio, no se considera inculta a una persona que no sabe que el agua forma cristales o que el cloro es un gas, por ejemplo. Yo quería introducir en la gente estos conocimientos y culturizar en química y aproveché que en 2015 tenía tiempo libre para emprender esta aventura.

¿Qué quieres conseguir con cada uno de tus vídeos?

Mis objetivos son contribuir a llenar Youtube con contenidos de química rigurosos para culturizar a la gente y ayudar a los usuarios con sus estudios. He recibido mensajes de jóvenes que me han dado las gracias porque con mis explicaciones han podido aprobar con nota y entrar en Medicina, por ejemplo.

¿Cuál crees que es la clave del éxito de tu canal de Youtube?

Creo que el éxito de mi canal es que se puede encontrar de todo. Lo podríamos definir como una vídeo-enciclopedia de química. Si buscamos cualquier concepto entre los vídeos de mi canal, sería extraño no encontrar alguno que hable de ello. Y si no, la gente me puede pedir que trate cualquier tema y, si lo veo conveniente, lo hago.

¿Qué te ha aportado tener éxito con el canal de Youtube?

Me ha dado experiencia en la docencia y reputación y reconocimiento como experto en química. Además, como curiosidad, el hecho de que esté haciendo el doctorado en la URV también sería una consecuencia del canal, ya que me propusieron hacer este programa de doctorado a raíz de colaborar con la Universidad grabando en los laboratorios.

¿Tu canal de Youtube es una fuente de ingresos suficiente para vivir de ello?

De momento, Youtube no me da un sueldo. Lo que me paga la plataforma por poner anuncios en mis vídeos es muy poco. Tengo una colaboración con una marca, pero es en especias, a cambio de material de laboratorio para realizar los experimentos. Lo que sí me ha dado el canal económicamente es la oportunidad de participar en otros proyectos para conseguir, en conjunto, un sueldo, como las clases particulares.

¿Qué es lo que más te gusta de ser youtuber científico?

Me lo paso bien haciendo los vídeos y me alegra ver que ayudo a la gente. Me gusta que se diferencie entre los youtubers de entretenimiento o videojuegos y los divulgadores científicos en Youtube, ya que los primeros suelen estar mal vistos por la opinión pública y los científicos hemos conseguido escapar de esta campaña de desprestigio.

¿Qué es lo más curioso o divertido que te ha pasado con la gestión del canal?

Hay muchos comentarios y, sobre todo, mensajes privados por correo electrónico que me piden que les enseñe a hacer drogas. ¡Incluso me han ofrecido dinero! Me llegan muchas historias extravagantes.

¿Qué crees que aporta el formato vídeo para explicar ciencia?

El vídeo, en comparación con otros formatos como el texto o las actas presenciales, permite adquirir el contenido de forma fácil, ya que acepta animaciones, modelos 3D, música, sonidos, explicaciones… Un concepto muy abstracto o complejo se puede comprender fácilmente si se explica en vídeo utilizando estos recursos. Además, la visualización de un vídeo es más amena y agradable, porque implica menos concentración por parte del usuario.

El hecho de que esté en Youtube es otro valor añadido, ya que los vídeos se pueden ver cuando se quiera y desde donde se quiera, se pueden parar, pasar rápido o repetir tantas veces como sea necesario, se pueden compartir, se puede interactuar y preguntar dudas, etc.

¿Es Youtube una buena herramienta para hacer llegar la química a los más jóvenes?

Absolutamente. Los grandes youtubers científicos tienen repercusión sobre los jóvenes. Hace unos meses asistí a un evento de divulgación científica y vi jóvenes haciéndose selfies con científicos. ¡Quién lo diría! El hecho de estar en Youtube hace que la ciencia llegue en el mismo entorno donde ellos están y dejan de verla como algo elitista.

¿Qué papel tiene Youtube en la educación y culturización de la sociedad actual?

Es muy masivo. Hay mucha gente y cualquier cosa que se publique puede llegar lejos. Si hay un contenido bien explicado y con rigor, se convierte en un medio imprescindible para difundir el conocimiento. De hecho, Google y Youtube trabajan constantemente para fortalecer los contenidos educativos. Esto indica la importancia que tienen los conocimientos científicos para las redes sociales y para las grandes empresas tecnológicas.

¿Crees que Youtube es una moda o ha venido para quedarse?

Youtube tiene todavía un crecimiento exponencial increíble. Si sus propietarios quieren, pueden explotar su potencial y hacer una plataforma mucho más poderosa e interesante.