15/10/2018 Entrevista

Mariana Palumbo, investigadora del programa Juan de la Cierva en el Grupo Sustainable Computer Aided Process Engineering (SUSCAPE)

“Evaluamos el impacto ambiental de los edificios en diferentes escalas mediante técnicas informáticas”

Las casas prefabricadas con materiales vegetales tienen cada vez más demanda porque son resistentes y muy aislantes.

¿En qué consiste tu investigación?

Con el grupo de investigación SUSCAPE utilizamos herramientas informáticas para poner números, evaluar cuál es el impacto ambiental de los edificios a diferentes escalas. Desde la escala pequeña, que son los materiales de construcción, hasta la escala más grande que es la de los edificios enteros o grupos de eficacia, y cómo se comportan energéticamente.

¿Cómo se desarrolla este análisis?

En el grupo SUSCAPE trabajamos en la programación matemática aplicada a diferentes materiales, entre otros, los de construcción de edificios. Así, analizamos el impacto ambiental de la construcción y la energía que consumirán a lo largo de la vida útil.

¿Cuáles son los materiales que investigáis?

Uno de los materiales que investigamos son los aislantes hechos a partir de médula vegetal, como la caña de maíz. Sus propiedades se comparan con las de otros materiales aislantes del mercado.

¿Qué resultados habéis obtenido?

Las herramientas que utilizamos nos muestran que las eleccciones que a priori podrían parecer las más eficientes no siempre lo son, y por lo tanto nos sirven para elegir entre diferentes opciones de forma informada. A priori tenemos el poliuretano, que tiene unas propiedades térmicas mejores que otros materiales del mercado; pero si utilizamos nuestras herramientas de optimización encontraremos que hay otros materiales que si tenemos todo el ciclo de vida de los materiales son más eficientes.

¿Y en qué puede ayudar este sistema?

El sistema ayuda a que fabricantes y profesionales de la construcción tomen la mejor decisión.

¿Qué otras aplicaciones tienen estas herramientas?

La gracia de las herramientas que utilizamos es que nos permiten elegir entre diferentes opciones teniendo en cuenta, al mismo tiempo, diferentes propiedades, por lo que podemos optimizar el coste, el impacto ambiental y si quisiéramos las propiedades térmicas del material.Aquest tipo de herramientas se pueden utilizar para muchas otras comparativas. Por ejemplo, ahora estamos analizando cómo podría mejorar la producción energética de los edificios si integramos energías renovables en las cubiertas de los vivienda.

El sector de la construcción está concienciado respecto al uso de materiales reciclables?

Las casas de paja prefabricadas se han industrializado y los precios han bajado, pero esta opción sigue siendo muy minoritaria en el sector residencial español, que vuelve a crecer con fuerza tras años paralizado por la crisis.

Arquitectura sostenible

Ciencia en 1 minuto: ¿Qué es la edificación de balance cero?


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*