6 diciembre 2019

URV Activ@ - Diari digital de la Universitat Rovira i Virgili

Búsqueda avanzada

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es una de las principales causas de muerte a nivel mundial. Sin embargo, según las diferentes entidades de referencia, más del 30% de las muertes causadas por esta enfermedad se podrían prevenir modificando o eliminando factores de riesgo claves, especialmente los relacionados con el estilo de vida y la alimentación. En este sentido, un tema de debate infundado ha sido el papel de los lácteos. Dietistas-nutricionistas recomiendan su consumo.

Un estudio que ha comparado el patrón de dieta entre personas de 10 a 23 años con enfermedad celiaca y personas sanas de la misma edad ha puesto de manifiesto que, los primeros, consumen más azúcares añadidos, más grasa y más alimentos ricos en proteínas. En cambio, ingieren menos alimentos ricos en almidones y una menor cantidad de micronutrientes como el ácido fólico, calcio, hierro y magnesio. El trabajo lo han coordinado Nancy Babio y Jordi Salas-Salvadó, investigadores de la Unidad de Nutrición Humana, del departamento de Bioquímica y Biotecnología de la Universitat Rovira i Virgili, Instituto de Investigación Sanitaria Pere Vigili y de la red CIBERobn

El trabajo, que han realizado investigadores de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud de la URV, el Hospital Universitario Sant Joan de Reus, el Centro Tecnológico de Nutrición y Salud y la UAB, pone de manifiesto que, después de 28 meses de intervención, la prevalencia de la obesidad se ha reducido en un 2,36% en los niños y un 1,66% en las niñas. Han participado cerca de 2.000 niñas y niños de escuelas de Reus como grupo intervención, y de Cambrils, Salou y Vila-seca como grupo control. Son los resultados del estudio Intervención en las escuelas para reducir la prevalencia de obesidad infantil: el estudio EdAl (Educación en Alimentación), que se ha publicado a la revista científica Trials