6 diciembre 2019

URV Activ@ - Diari digital de la Universitat Rovira i Virgili

Búsqueda avanzada

La asociación entre los niveles de un biomarcador conocido como receptor soluble de la transferrina (RsTf) y el riesgo de diabetes tipo 2 (DMT2) en una población de alto riesgo cardiovascular depende de la presencia o ausencia de la obesidad

El consumo de alimentos con grasas saturadas y de origen animal se asocia a un mayor riesgo de sufrir diabetes tipo 2. Concretamente, el consumo de mantequilla, rica en ácidos grasos saturados y trans, se ha relacionado con un riesgo más elevado de padecer esta enfermedad; en cambio, el consumo de yogur entero se ha asociado a un riesgo menor. Son los resultados del seguimiento durante cuatro años de más de 3.000 hombres y mujeres de entre 50 y 80 años participantes en el proyecto PREDIMED, estudio clínico de intervención nutricional en pacientes con alto riesgo cardiovascular

Investigadores de la URV y del IISPV han descubierto que las personas con obesidad no solo acumulan glucógeno en los músculos y el hígado, como el resto de las personas, sino que también lo almacenan en los adipocitos, las células que forman la grasa corporal. Como consecuencia, estas células no realizan correctamente su función y la persona desarrolla resistencia a la insulina, lo que puede dar lugar a que tengan diabetes del tipo 2. Esta ruta metabólica, descrita por primera vez, sitúa el glucógeno como un nuevo actor en la patología de la obesidad

Los dos nuevos trabajos de investigación se enmarcan en el proyecto PREDIMED (Prevención con Dieta Mediterránea). En uno de estos, publicado en la revista “Diabetis Care” y coordinado por la URV, se concluye que la dieta mediterránea complementada con aceite de oliva reduce en un 44% el riesgo de sufrir retinopatía en los pacientes diabéticos. El otro trabajo, publicado en la revista “JAMA Internal Medicine”, asocia la dieta mediterránea con una reducción del riesgo de sufrir cáncer de mama. Este último estudio está coordinado por la Universidad de Navarra y han participado investigadores de la URV, encabezados por el catedrático Jordi Salas-Salvadó

Un artículo publicado en “Nature Scientific Reports” pone al descubierto la oxidación del aminoácido metionina como marcador en sangre indicativo del estado de oxidación del colesterol bueno, que impide que el colesterol pueda madurar y desarrolle su función protectora. El estudio -realizado por investigadores del CIBERDEM/URV, en colaboración con investigadores del Hospital Sant Joan de Déu- se ha llevado a cabo en un grupo de chicas en etapas iniciales del síndrome del ovario políquistico, que se caracteriza en edad adulta por un alto riesgo de infertilidad anovulatoria, diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares y síndrome metabólico

El Grupo de Investigación en Diabetis y Enfermedades Metabólicas Asociadas de la URV estudia las alteraciones de las células que causan estas enfermedades, con el objetivo de encontrar tratamientos para mejorar la salud de los pacientes