04/03/2019

La dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen diabéticos

Són los principales resultados de un estudio de la URV y la Uiversidad de Toronto encargado por la Fundación Europea del Estudio de la Diabetes

En los años sesenta se puso de manifiesto el posible papel protector de la dieta mediterránea frente a las enfermedades cardiovasculares. Desde estas primeras evidencias son muchos los investigadores que han centrado sus esfuerzos en estudiar el papel beneficioso de este patrón dietético sobre la salud. Como consecuencia, el número de meta-análisis -que son los estudios que integran la información de diferentes trabajos científicos-  publicados en este ámbito es muy elevado y aportan una importante evidencia científica.

No obstante, aunque la diabetes es una enfermedad que incrementa el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, los meta-análisis previos no lo han tenido en cuenta a la hora de definir a su población de estudio. Además, las guías de práctica clínica de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) no tienen recomendaciones específicas por lo que hace referencia a la dieta mediterránea. Por lo tanto, existe una falta de conocimiento en relación al papel que juega esta diera en la prevención de la enfermedad cardiovascular en personas con diabetes.

Jordi Salas-Salvadó y Nerea Becerra.

Por este motivo, con el objetivo de poder desarrollar recomendaciones basadas en evidencia científica, el grupo de Nutrición Humana de la URV liderado por el catedrático Jordi Salas-Salvadó  ha llevado a cabo una revisión sistemática y meta-análisis de estudios longitudinales y ensayos clínicos para resumir la evidencia disponible sobre la relación entre la dieta mediterránea y la incidencia y mortalidad por enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen individuos con diabetes. se trata de un trabajo encargado por el grupo de estudio de la Diabetes y Nutrición de la EASD (European Association for the Study of Diabetes).

Después de evaluar 2.593 potenciales estudios para su inclusión en el meta-análisis (análisis estadístico complejo que intenta resumir los resultados de diferentes estudios), finalmente 41 fueron seleccionados para la síntesis cuantitativa. Los resultados provenientes de ensayos clínicos sugieren que la dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular total e infarto de miocardio. No obstante, no es va observó efecto sobre la mortalidad por enfermedad cardiovascular. Es decir, protege de padecer enfermedad cardiovascular total e infarto de miocardio, pero no de morir por enfermedad cardiovascular. Además, no se pudo llevar a cabo un meta-análisis para la incidencia y mortalidad por enfermedad coronaria o ictus ni por mortalidad por infarto de miocardio por la falta de estudios al respecto.

Los beneficios del patrón dietético mediterráneo

Los resultados provenientes de estudios longitudinales fueron en la misma línea. Los individuos que tenían una adherencia mayor a la dieta mediterránea tenían menor riesgo de desarrollar o morir por diferentes causas de enfermedad cardiovascular, con excepción de mortalidad por ictus, en comparación con aquellos individuos con una adherencia baja. El estudio sugiere que la adopción de un patrón dietético mediterráneo tiene un papel beneficioso reduciendo el riesgo de sufrir enfermedad cardiovascular en poblaciones que incluyen individuos con y sin diabetes.

No obstante, los investigadores señalan la importancia de analizar en el futuro los efectos de la dieta mediterránea sobre la prevención de la enfermedad cardiovascular únicamente en individuos con diabetes, los cuales, teniendo en cuenta los presentes resultados, se podrían beneficiar de la adopción de este patrón dietético saludable.

Los mecanismos exactos por los que la dieta mediterránea reduce el riesgo de padecer enfermedad cardiovascular no se conocen de forma exacta. Parece ser que su alto contenido en grasas saludables (monoinsaturadas y poliinsaturadas), fibra y polifenoles, pueden actuar modulando de forma beneficiosa diferentes factores de riesgo cardiovascular tales como el perfil lipídico, la presión arterial, los niveles de glucosa y el peso corporal.

El presente estudio liderado por Nerea Becerra-Tomás, investigadora postdoctoral de la URV, y el catedrático Jordi Salas-Salvadó, director de la Unidad de Nutrición de la Universidad, investigador principal en el Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición (CIBERobn), los dos miembros de el Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili, se ha publicado en la revista Critical Reviews in Food Science and Nutrition.

Referencia bibliográfica: Becerra-Tomás N, Blanco Mejía S, Viguiliouk E, Khan T, Kendall CWC, KahleovaH, Rahelić D, Sievenpiper JL, Salas-Salvadó J. “Mediterranean diet, cardiovascular disease and mortality in diabetes: A systematic review and meta-analysis of prospective cohort studies and randomized clinical trials”. Crit Rev Food Sci Nutr. 2019 Jan 24:1-21. doi: 10.1080/10408398.2019.1565281


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*