27/09/2017

La empresa de refrescos saludables Prokey Drinks, nueva start-up de la Universidad

Comercializa un refresco a base de kéfir de agua elaborado con microorganismos probióticos

Alberto Hurtado, con algunas de las variedades de kéfier de agua que comercializa Prokey Drinks.
Alberto Hurtado, con algunas de las variedades de kéfier de agua que comercializa Prokey Drinks.

Albert Hurtado, doctor en bioquímica por la URV y especialista en microbiología alimentaria y Medir Vilà, ingeniero industrial y titulado en el máster MBA de la URV, decidieron hace dos años crear una nueva empresa para ofrecer un producto que, en aquellos momentos, difícilmente se podía comprar: un refresco elaborado con kéfir de agua. “En el mercado se podrían encontrar de kéfir de leche, pero no de agua”, explica Albert Hurtado. Él elaboraba en casa y para su familia kéfir de agua, una bebida fermentada probiótica baja en calorías y en azúcares. Una bebida probiótica es aquella que a su composición contiene microorganismos vivos que al consumirlos son capaces de llegar al sistema digestivo y desarrollar funciones beneficiosas, como lo hacen los yogures con bífidus. Y fue en esos momentos cuando decidió crear la empresa, por la dificultad de encontrar este producto saludable en el mercado.

Su estrategia fue la de crear un alimento que ya es de consumo habitual, como lo son refrescos, pero nutricionalmente más saludables, ya que los probióticos mejoran la flora intestinal y potencian el sistema inmune, y, en el caso del kéfir, rehidrata, aporta minerales, regula el colesterol y es bajo en calorías y azúcares. De hecho el kéfir de agua es una bebida que prácticamente no tiene azúcar, tiene millones de bacterias en suspensión y está enriquecido con los metabolitos que han generado estos durante la fermentación.

En este momento la empresa comercializa el kéfir de agua en cuatro variedades, lo que se llama AQUA, la receta más original de kéfir de agua, el de menta y jengibre, el de hibisco y el de coco y se elaboran a dos plantas situadas en Navarra y Tarragona. La primera versión comercial salió al mercado en julio de 2016. El principal reto que han tenido desde el lanzamiento ha sido la capacidad de producción. Hoy día elaboran unas 30.000 botellas al mes, pero de cara a finales de año esperan poder duplicar esta cifra. El perfil del consumidor de los refrescos Prokey es una persona de entre 30 y 50 años, de poder adquisitivo medio, medio-alto y preocupada por su salud. Y el 70% de sus clientes son mujeres. Prokey se puede comprar en la mayoría de herbolarios del país y también a través de su página web.

De izquierda a derecha, el vicerector de Transferencia e Innovación, Miquel Àngel Bové; la técnica de enlace del CTTi Yolanda Puerta; Albert Hurtado, soci de Prokey; el rector Josep Anton Ferré y la directora del CTTi Lourdes Jané.
De izquierda a derecha, el vicerector de Transferencia e Innovación, Miquel Àngel Bové; la técnica de enlace del CTTi Yolanda Puerta; Albert Hurtado, soci de Prokey; el rector Josep Anton Ferré y la directora del CTTi Lourdes Jané.

Este miércoles la URV ha reconocido la empresa como una start-up de la Universidad. Se trata de un reconocimiento que permite establecer una relación de beneficio mutuo entre la empresa y la Universidad. Así la empresa podrá acreditar ante terceros que es una start-up de la URV y ganará en visibilidad e impacto social; y a la URV le permite cumplir uno de sus objetivos, el de promover políticas de promoción activa y fomentar el espíritu emprendedor entre su personal y estudiantes. Además de poder colaborar en proyectos I + D + I con investigadores de los grupos de investigación universitarios.

Durante la tramitación de este reconocimiento, Prokey ha recibido el asesoramiento de la Unidad de Valorización y Comercialización de la URV, que cuenta con el apoyo de ACCIÓN, y la Cátedra sobre el Fomento de la Emprendeduría y Creación de Empresas de la URV.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*