21/12/2017

La URV acoge a los estudiantes de doctorado del curso 2017-18

Al acto de bienvenida asistieron muchos doctorandos internacionales

La acogida institucional registró mucha asistencia.

Estudiantes de doctorado de la URV provenientes de Rumania, Colombia, India, Italia, Tailandia, Uruguay, Ghana, Cuba, Yemen o Venezuela asistieron, ayer al mediodía, al acto de acogida institucional por parte de la URV que se hizo en el Paraninfo de la Universitat, en el Rectorado. Cerca de un centenar de personas, la mayoría de primer curso de doctorado, participaron en el acto que hace cuatro años que organiza la Escuela de Postgrado y Doctorado.

Actualmente la matrícula para iniciar estudios en los 24 programas de doctorado 2017-18 de los ámbitos de Artes y Humanidades, Ciencias, Ciencias Sociales y Jurídicas, Ciencias de la Salud e Ingenierías, está todavía abierta, hasta el mes de abril. En el curso pasado los estudiantes de doctorado fueron 1.237, el 55% mujeres y el 45% hombres, y el 36% del total de procedencia internacional, sobretodo de América Latina, la Unión Europea y Asia. Los de nuevo acceso fueron 300. Las tesis defendidas en el curso 2016-17 fueron 234 de las que 96, el 31%, fueron con mención internacional.

Los estudiantes de doctorado, un tercio de los cuales tiene un contrato predoctoral para elaborar la tesis, están adscritos a una línea de investigación dentro del programa que han escogido, y es en el seno del grupo de investigación donde desarrollarán su tesis. Pueden hacerla a tiempo completo, en tres años (en un año más, si es necesario), o a tiempo parcial, en cinco años (más dos de prórroga si los necesitan). “Ahora que el curso ya ha empezado para muchos, en este encuentro les recordamos cómo se estructura el doctorado en la URV y qué tienen que hacer, e insistimos en las habilidades transversales que deben adquirir, como la habilidad de comunicar y divulgar su investigación, y la de saber gestionar equipos humanos que se encuentren en el futuro cuando trabajen”, dijo Francesc Díaz, director de la Escuela de Postgrado y Doctorado.

Francesc Díaz, durante su exposición.

 

Los doctorandos, en primer lugar, tienen que presentar en el primer curso el plan de investigación, que comprende: el título de la tesis, los objetivos, la metodología, herramientas y técnicas a utilizar y la planificación del proyecto de tesis; deben firmar también el acuerdo de compromiso para la elaboración de la tesis, y redactar el documento de actividades del doctorando, donde se consignan las realizadas como la asistencia a congresos, las publicaciones, las colaboraciones docentes o la movilidad realizada, entre muchas otras. Los directores de tesis y los coordinadores de los programas hacen el seguimiento y la evaluación. La evaluación positiva es indispensable para continuar los estudios.

De acuerdo con la política doctoral de la URV, se ofrece y se espera de los doctorandos: el aprendizaje científico al más alto nivel, productividad científica: artículos en revistas indexadas, patentes; desarrollo personal con la adquisición de habilidades transversales, internacionalización (movilidad, distinción internacional) y desarrollo profesional, y ocupación en el mercado laboral.

En el acto hablaron el rector de la URV Josep Anton Ferré, encargado de dar la bienvenida, e Ignasi Salvadó, jefe del Área de Investigación, Transferencia e Innovación, y Francesc Díaz. Josep Manel Ricart, vicerrector de Política Científica y de Investigación, recordó, en la clausura, que la UE ha incluido la formación doctoral como una de las prioridades para construir un Espacio Europeo de Investigación, basada en principios innovadores. Los desafíos a largo plazo para el continente europeo respecto a la demografía, la competitividad y la sostenibilidad se deben resolver utilizando plenamente su potencial de investigación e innovación y a sus ciudadanos, y aquí es donde la formación doctoral juega un papel importante.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*