24/02/2016

Las embarazadas que siguen una dieta mediterránea tienen hijos con menos obesidad abdominal

Un estudio en el que ha participado la URV y que se ha hecho en mujeres embarazadas y sus hijos durante los primeros cuatro años de vida demuestra por primera vez que la dieta mediterránea reduce la circunferencia abdominal de los pequeños, que es uno de los principales marcadores de la obesidad abdominal infantil. La investigación la ha publicado la revista científica Pediatric Obesity

El estudio se ha hecho en mujeres embarazadas y sus hijos durante los primero cuatro años de vida.
El estudio se ha hecho en mujeres embarazadas y sus hijos durante los primero cuatro años de vida.

La circunferencia abdominal está considerada como uno de los marcadores de obesidad que, en el caso de la infancia, se puede prevenir si la madre sigue durante el embarazo una alimentación basada en la dieta mediterránea. Esta es la principal conclusión de un estudio encabezado por Silvia Fernández-Barrés, del Grupo de Investigación en Nutrición y Salud Mental de la URV.

Hasta ahora, algunos trabajos realizados en animales habían apuntado la posibilidad de que la calidad de la dieta materna redujera el riesgo de obesidad en la descendencia, independientemente del peso de la madre. Pero la evidencia de esta hipótesis en estudios realizados en personas aún no existía. Ahora el grupo de investigación Nutrición y Salud Mental de la URV ha participado en una investigación para evaluar la asociación que existe entre seguir una dieta mediterránea durante el embarazo y el sobrepeso y el riesgo de obesidad infantil abdominal a los 4 años de edad.

Para realizar el estudio se analizó de 2003 a 2008 la dieta mediterránea ingerida por 1.827 madres, y el peso, la altura y el perímetro de la cintura de sus hijos desde el nacimiento y a los seis meses, un año y cuatro años. La investigación demostró que las madres que seguían una alimentación basada en la dieta mediterránea tenían hijos que a los 4 años de edad presentaban de media una circunferencia abdominal 0’6 centímetros inferior que los niños nacidos de madres que habían seguido poco esta dieta.

Se trata del primer estudio que evalúa los patrones dietéticos durante el embarazo y el sobrepeso en la infancia y el riesgo de obesidad abdominal. Hasta ahora, los trabajos que se habían hecho en personas se habían centrado en evaluar los nutrientes o alimentos específicos.

La obesidad infantil ha provocado un importante problema de salud pública, hasta el punto de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) la considera una epidemia mundial. Los niños con sobrepeso son más propensos a padecer obesidad y enfermedades metabólicas de adultos, y eso hace que la prevención sea un factor importante. Varios estudios han demostrado que aspectos como el aumento de peso durante el embarazo, la diabetes gestacional, el peso del bebé al nacer o el rápido crecimiento postnatal son factores que se han asociado a un mayor riesgo de sufrir obesidad infantil.

Referencia bibliográfica: Fernández-Barrés, S., Romaguera, D., Valvi, D., Martínez, D., Vioque, J., Navarrete-Muñoz, E.  M., Amiano, P., Gonzalez-Palacios, S., Guxens, M., Pereda, E., Riaño, I., Tardón, A., Iñiguez, C., Arija, V., Sunyer, J., andVrijheid, M. (2016) Mediterraneandietarypattern in pregnant womenandoffspringrisk of overweightand abdominal obesity in earlychildhood: the INMA birth cohort study. PediatricObesity, doi: 10.1111/ijpo.12092.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*