08/09/2017

Las emisiones de CO de la URV se han reducido en un 10% desde 2005

El objetivo del Plan de medio ambiente para 2020 es disminuir la producción de Gases de Efecto Invernadero en un 20%

Coches aparcados en el campus Sescelades.

Las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) de la URV han diminuido hasta las 13.395 tonas de COen 2016, recuperando así la tendencia que se interrumpió en 2015. La emisión de dióxido de carbono ya se ha reducido en un 9,9% respecto del 2005, el año en que se comenzaron a monitorizar las emisiones. La reducción de GEI es el objetivo central del Plan de medio ambiente de la Universidad, que pretende alcanzar la cifra de 11.905 toneladas de CO2 en 2020, un descenso del 20% en las emisiones respecto del 2005.

Peso relativo de las fuentes de emisiones de Gases de Efecto Invernadero en la URV en 2016.

La movilidad de los miembros de la comunidad universitaria, un total de 16.300 personas, es la principal fuente de las emisiones. A pesar de la reducción global, las emisiones de GEI causadas por los desplazamientos incrementan en un punto porcentual respecto del 2005. Por contra, se han reducido las emisiones en la utilización de los vehículos propios de la Universidad en un 22% desde 2005 como consecuencia de los criterios de selección de vehículos y de optimización de rutas.

El hecho de disponer de más edificios desde 2005, en cambio, ha condicionado el consumo de gas para climatización, que es la tercera fuente de emisiones (el 5,4% del total). Esto ha hecho que, a pesar de que en los últimos años hay una ligera tendencia descendiente, las emisiones derivadas del consumo de gas en 2016 son el 40% superiores a las de hace once años.

La segunda fuente de emisiones de COes el consumo de electricidad, que ha alcanzado su mínimo desde el año 2005 con 12.315 MWh/año. Esta cifra supone una variación de 0,3 puntos porcentuales en el consumo eléctrico desde el primer año de recuento, a pesar de la entrada en funcionamiento de nuevos edificios, que han hecho incrementar la superficie de la URV en un 18%. Además, la variación del consumo eléctrico ha repercutido en una reducción global de las emisiones de GEI del 36% entre 2005 y 2016, gracias, principalmente, a la reducción del uso de combustibles fósiles en la producción de energia.

Evolución de las emisiones de Gases de Efecto Invernadero en la URV entre 2005 y 2016.

Por último, se ha reducido el consumo de agua en un 28% el último año, hasta el punto de situarse en una cifra prácticamente idéntica al consumo de 2005, de forma que las emisiones de GEI derivadas del uso del agua han disminuido un 36% entre 2005 y 2016.

Más información: documentos relacionados con el desarrollo del Plan de medio ambiente

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*