03/08/2017

Las excavaciones en el poblado ibérico del Azud descubren la puerta de acceso al yacimiento

El Grupo de Investigación Seminario de Protohistoria y Arqueología (GRESEPIA) de la URV ha finalizado esta semana una campaña que ha servido para consolidar la torre circular

Imagen del Azud de Tivenys.
Imagen del Azud de Tivenys.

El Grupo de Investigación Seminario de Protohistoria y Arqueología (GRESEPIA) de la URV ha finalizado esta semana la decimoctava campaña de excavaciones en el poblado ibérico del Azud, en el término municipal de Tivenys. Después de cuatro semanas los arqueólogos han sacado a la luz la estructura de la que sería una doble puerta de acceso al yacimiento, situada junto a la torre circular, en lo alto de la colina. Se trata de un sistema de acceso fortificado, con un pasillo de cremallera, integrado por dos puertas, una externa que da a un acceso en forma de ese, que conecta con la puerta, posiblemente cubierta, por donde se entraba directamente al poblado. “No sabemos si había más puertas, pero en todo caso tenemos claro que este era uno de los accesos”, explica, Jordi Diloli, director de las excavaciones y profesor de Historia Antigua en la URV.

La torre circular es uno de los elementos más singulares de este yacimiento arqueológico.

Los trabajos también han servido para consolidar la torre circular, una de las estructuras más singulares del yacimiento. En el siglo VI antes de nuestra era (ANE), funcionó como un elemento aislado del poblado hasta mediados del siglo V ANE cuando se integró en la nueva planificación urbanística del asentamiento. Se cree que fue uno de los edificios emblemáticos del yacimiento, siendo destruida a inicios del siglo II ANE, durante la conquista romana. En esta torre se encontró en una campaña anterior una moneda, que este año se ha podido fechar. “Es romana, del año 209 ANE, esto confirma la hipótesis de que los romanos destruyeron y quemaron esta torre, como prueba de fuerza, mientras que el poblado continuó existiendo”, explica Diloli.

Entre los hallazgos importantes que se han sacado a la luz en esta decimoctava campaña hay dos monedas ibéricas de Bolskan y una gran cantidad de anzuelos y plomos que demuestran que la pesca en el río era una actividad económica importante en el poblado.

En la campaña han participado un equipo de 12 personas entre los que había ocho arqueólogos de GRESEPIA y el resto eran estudiantes de Historia y del Máster de Arqueología de la URV. El presupuesto con el que han contado ha sido de 18.000 euros financiados a partes iguales por la URV, la Diputación de Tarragona y el Ayuntamiento de Tivenys. Paralelamente a las excavaciones también han trabajado en la virtualización en 3D de la torre para que, a través de una aplicación móvil, los visitantes puedan ver cómo era en la época en que el poblado del Azud estaba habitado. Aunque el yacimiento aún no se ha señalizado, se ha iniciado la museización del mismo.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*