01/06/2018

Los estudiantes de Educación Primaria crean actividades vivenciales sobre el Jardín de las Mariposas para 150 escolares

La Feria de Ciencias es el proyecto final de la asignatura de Enseñamiento y Aprendizaje de las ciencias experimentales para desarrollar la competencia científica de los niños

El Jardín de las Mariposas ha sido el centro de interés de la 2ª Feria de Ciencias de la Facultad de Ciencias de la Educación y Psicología.

La asignatura de Enseñamiento y Aprendizaje de las ciencias experimentales, que cursan los estudiantes de segundo del grado de Educación Primaria y los de cuarto de la doble titulación del grado de Educación Infantil y Primaria, ha reunido esta mañana a los 150 estudiantes que la cursan y a 150 niños y niñas de primero y segundo de ciclo inicial entorno al Jardín de las Mariposas, ubicado en el campus Sescelades. Los estudiantes han desarrollado como proyecto de la asignatura la 2ª Feria de Ciencias, una mañana de actividades que permiten a los más pequeños experimentar sobre la flora y la fauna que se pueden encontrar en el jardín.

Partiendo de la filosofía con la que creó el Jardín de las Mariposas, y mediante sesiones de cocreación, los estudiantes han llevado a cabo la feria con talleres adaptados a la realidad escolar de los centros participantes: la escuela Pràctiques de Tarragona y la escuela Arquitecte Jujol dels Pallaresos. El objetivo es “ser capaces, como profesores, de desarrollar actividades científicas de calidad, con un objetivo de aprendizaje claro, habiendo consolidado los conocimientos necesarios y determinando la forma de evaluar si los niños han alcanzado los objetivos”, explica la coordinadora de la asignatura Maite Novo. Por eso, el contenido y el rigor científico son clave.

Actividad “Realiza tu bioamigo”, de la 2ª Feria de Ciencias.

Los niños y las niñas han podido construir, por ejemplo, un hotel para insectos con material reciclado, identificar animales a partir de una adivinanza y buscarlos, aprender el ciclo de la vida de una mariposa y plasmarlo en una manualidad, entender como hacen la fotosíntesis las plantas o distinguir las diferentes especies que hay en el jardín de Sescelades. A través de los distintos talleres, se introduce a los pequeños en el método científico, además de inculcarles algunos valores, como por ejemplo “la importancia de cuidar el entorno”, explica David Sanz, que es estudiante de segundo del grado de Educación Primaria.

Detalle de una de las actividades de la 2ª Feria de Ciencias, que han creado los estudiantes del grado de Educación Primaria y de la doble titulación de Educación Infantil y Primaria.

La competencia científica es obligatoria en el currículo de Educación Primaria y adquirirla es un reto tanto para los futuros maestros, que actualmente estudian en la Facultad de Ciencias de la Educación y Psicología, como para los que ya no lo son. Por eso, la Feria de Ciencias es una actividad que permite a los estudiantes poner en práctica aquello que han aprendido a lo largo del curso, a los niños a tener una vivencia que los ayuda a aprender diferentes aspectos de las ciencias ambientales, y a los maestros que los acompañan a coger nuevas ideas para despertar la vocación científica en los más pequeños.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*