27/02/2015

Luis A. Oro, investido como doctor honoris causa por la URV

El químico Luis A. Oro ha sido investido como doctor honoris causa por la URV el viernes, 27 de febrero en el Paraninfo. En su discurso, ha explicado que la química es una ciencia creativa y que tiene un futuro brillante. La catedrática de Química Inorgánica Carmen Claver ha presentado sus méritos

Carmen Claver, discípula suya, recordó cómo en los años 70 en la Universidad de Zaragoza el profesor Luis A. Oro comenzó un trabajo pionero en España: utilizar sus conocimientos en química de la coordinación y química organometálica para preparar catalizadores e iniciar una línea de catálisis homogénea. Y así dirigió la primera tesis doctoral del ámbito, la suya.

En el acto de investidura le han acompañado el rector de la Universidad Zaragoza, Manuel López, colegas de su Universidad y otros (UAB, UJI, UB, Universidad Autónoma de Mèxico); Miguel Ángel Pericàs, director del Instituto Catalán de Investigación Química (ICIQ), instituto que lo propuso como doctor honoris causa; el alcalde de Tarragona, Josep Félix Ballesteros, y miembros de la comunidad universitaria, familiares y amigos. En la mesa del acto estaban el rector de la URV, Josep Anton Ferré, que ha investido el nuevo doctor, Joan Pedrerol, presidente del Consejo Social y Mario Ruiz, secretario general de la Universidad.

Para la madrina del doctorando, Carmen Claver, “es un químico interdisciplinario que ha trabajado de manera rigurosa y exigente”. Tiene intuición química, una gran voluntad y capacidad de trabajo, y en la búsqueda actúa sin miedo al riesgo “al igual que sube montañas o esquía sobre la nieve virgen”, dijo.

Desde 1982 ocupa la Cátedra de Química Inorgánica en la Universidad de Zaragoza, y ha sido director del Instituto Universitario de Catálisis Homogénea de Zaragoza (2004 a 2013). Es autor o coautor de unas seiscientas publicaciones científicas, veinte capítulos de libro y revisiones científicas, así como de nueve libros. Sus contribuciones que han alcanzado muchas referencias en la literatura internacional y ha sido distinguido por el ISI Web of Knowledge como investigador altamente citado. Ha sido merecedor de muchos premios internacionales, de la medalla Félix Serratosa del ICIQ (2014), del que ha sido miembro del Consejo Científico durante diez años, y es doctor honoris causa por la Universidad de Rennes (2005).

En el discurso posterior a la investidura, Luis A. Oro ha hablado de la investigación química y de la política científica. La química es una ciencia central respecto a otras áreas de la ciencia, que no sólo trata de entender la naturaleza sino que ha aportado y aporta soluciones creando moléculas y materiales; y es una ciencia urgente, para el equilibrio del planeta. Pero al mismo tiempo es difícil comunicarse sobre ella, hacer entender su importancia, observó.

En la transición democrática, fue director general de Investigación Científica y Técnica y secretario general del Plan Nacional de Investigación en la administración estatal, en la etapa de actualización de la política científica española. Para hoy ha defendido la necesidad de dedicar fondos a la investigación, ante la sensible reducción de la inversión en relación al PIB de los últimos años; y de un marco institucional estable para el funcionamiento del sistema I + D + i. Ante la crisis económica actual y sus consecuencias no caben la pasividad ni el desánimo, recalcó.

De la URV, el nuevo doctor honoris causa aseguró que es un ejemplo excelente de universidad que en poco tiempo ha logrado una posición destacada.

En su intervención, el rector Josep Anton Ferré le ha dado la bienvenida a la URV y destacó tres valores de Luis A. Oro: su excelencia científica, el hecho de que pertenece al ámbito de la química, que hace de tractor de otros ámbitos y que es importante en la Universidad; y su maestría, que le ha llevado a formar investigadores que trabajan compartiendo sus conocimientos a otras universidades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*