01/02/2019

“Nos motiva el componente solidario pero también emprendedor de la UniRaid”

Los participantes de la URV en el rally universitario en Marruecos ultiman los detalles y organizan un vermut solidario el 2 de febrero para buscar los últimos apoyos en la aventura

De izquierda a derecha, Pol Benabarre, Xavier Dalmau, Marc Conca -estudiantes del grado de Ingeniería Mecánica de la URV- y Sergi Llussà, que competirán en la UniRaid 2019.

Con un Seat Ibiza del 92 y un Peugeot 106 del 97, los estudiantes de la Universitat Rovira i Virgili Xavier Dalmau, Pol Benabarre y Marc Conca, junto con Sergi Llussà, de la Escuela Universitaria Salesiana, se encaminarán el 21 de febrero desde Barcelona hacia Meknes, en Marruecos. La ciudad acoge el punto de inicio de la UniRaid, un rally solidario solo para estudiantes universitarios, en el cual competirán 150 equipos.

Empezaron a preparar este viaje la primavera del año pasado, y hasta ahora han comprado y modificado los coches con los cuales participarán, que tienen que tener más de veinte años, han buscado la financiación de empresas y particulares necesaria para la aventura y, sobre todo, han recogido el material, un mínimo de 30 kilos, que dejarán a lo largo del recorrido: ropa, ordenadores para escuelas y material de farmacia.

“Nos motiva participar en la UniRaid por solidaridad pero también porque es un reto de emprendimiento”, coinciden en afirmar. Tendrán que espabilarse con pocos recursos para superar las 7 etapas del rally que recorre el Atlas y el desierto de Erg Chebbi, pasando por nieve, pistas y dunas con solo un libro de ruta, un mapa, una brújula y un transceptor portátil. 2.800 kilómetros sin ningún dispositivo electrónico ni GPS, pero sí “la ayuda de todos los que participamos -explican- para llegar cada día al campamento”. Por eso tienen pensado organizarse en convoys porque “lo importante es llegar, no quién lo hace primero”.

Vermut solidario, sábado 2 de febrero

Han pasado muchas horas en el garaje para la puesta a punto del coche, unas cuántas de comercio en comercio buscando material y espónsores, y algunas en el gimnasio para prepararse físicamente. Ahora ya lo tienen casi todo a punto y les hace falta el último esfuerzo para cubrir una aventura solidaria que cuesta, de media, entre 3.500 y 4.000 euros. Por eso mañana sábado 2 de febrero serán los anfitriones de un vermut solidario a las 12 h en el Mas del Parsifal de Reus (carretera de Alcolea, 34), con el apoyo de la Escudería Baix Camp, que ha creado la sección UniRaid, puesto que participarán en este rally hasta seis coches con estudiantes de la ciudad.

El vermut contará tanto con la exposición del Peugeot 106 y del Seat Ibiza, como otros coches de rally y clásicos de los socios de la escudería. Estará abierto al público, que podrá escuchar música, ver un espectáculo de baile y participar en el sorteo de varios productos. Todo lo que se recoja en el vermut servirá para la recaptación que Xavier Dalmau, Pol Benabarre, Marc Conca, y Sergi Llussà hace tiempo que hacen para sufragar los gastos del viaje, la inscripción y la adquisición de material solidario.

Xavier Dalmau y Pol Benabarre, del equipo Dune Hunters, con el Peugeot 106 del 1997 que han arreglado para la UniRaid 2019.

La afición por los rallys la tienen desde pequeños, afirman todos, porque lo han vivido en casa. Aun así, es la primera vez que participan, y, excepto para Marc Conca, también es la primera vez que viajan a Marruecos. Los integrantes de Dune Hunters y Secogear, como han denominado los equipos, tienen claro que la preparación tiene que ser sobre todo psicológica, porque son muchas horas de conducción, alguna noche en vela para reparar el coche, pasarán del calor al frío extremo en pocas horas y también verán una realidad social con la que no habían estado en contacto hasta ahora.

Sergi Conca y Pol Benabarre, del equipo Secogear, con el Seat Ibiza del 1992 que han arreglado para la UniRaid 2019.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*