10/07/2019

Un proyecto europeo trabaja para profesionalizar y visibilizar el trabajo de los cuidadores a domicilio

La URV participa del proyecto Value Plus, que propone la certificación de los cuidadores familiares a través de créditos europeos para profesionalizarlos y blanquear su labor

Homogeneizar los procesos de certificación profesional de los cuidadores a domicilio entre distintos países Europeos y blanquear su labor son algunos de los objetivos de Value Plus (Validating Learning Outcomes of caregivers in Europe). Se trata de un proyecto europeo en el que participa la Universitat Rovira i Virgili y que el martes 9 de julio reunió una cincuentena de personas en el campus Catalunya para asistir a la conferencia final. El proyecto, en el que también participan instituciones y asociaciones de Italia -que lo lidera- Francia y Rumanía, ha desarrollado durante dos años una serie de metodologías y herramientas para estandarizar los criterios de certificación profesional que los distintos países utilizan para acreditar los cuidadores familiares.

“El proyecto surge para dar solución a una problemática social común en toda Europa ante el envejecimiento de su población, que es la falta de profesionalización de los cuidadores a domicilio y el mercado laboral negro que existe”, explica Rosalía Cascón, investigadora del grupo de investigación en Análisis Social y Organizativa, del Departamento de Gestión de Empresas de la URV, y miembro del proyecto. Actualmente mucho del trabajo de cuidados a personas mayores y dependientes en domicilios se realiza “en negro” por personas que no disponen de ningún título que acredite sus competencias para hacer esta labor con calidad.

Una cincuentena de personas ha asistido a la conferencia final del proyecto, en el campus Catalunya.

Otra de las problemáticas detectadas es que cada país hace un proceso de certificación distinto para reconocer las competencias de este colectivo. “En este proyecto hemos trabajado para que, a través de créditos ECVET (Sistema Europeo de Transferencia de Créditos para la Educación y la Formación Profesional), un cuidador que se certifica en un país, pueda trabajar con la misma certificación o título en otro país Europeo, facilitando así la movilidad de trabajadores en el Espacio Europeo”, añade Cascón. La disparidad de criterios actual impide la movilidad de los trabajadores, que ven como su trabajo no está reconocido si cambian de país.

En este sentido, durante dos años se ha trabajado en comparar las vías de formación, reconocimiento y validación de los proveedores de asistencia domiciliaria de cada país involucrado en el proyecto. Como resultado, se ha propuesto un sistema estandarizado de transferencia de créditos para la educación y formación profesional que permita, por un lado, aumentar la calidad de los servicios de cuidado familiar y, por otro, facilitar su movilidad internacional.

En la conferencia final del proyecto participaron trabajadores, formadores, instituciones e investigadores que pusieron en común sus experiencias para buscar soluciones a dificultades que se encuentran en el ejercicio de su labor.

El proyecto Value Plus iniciará una fase de experimentación en los próximos seis meses, en el que se pondrá a prueba este nuevo sistema de acreditación en los países socios del proyecto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*