15/03/2018

Buenas prácticas y regiones del conocimiento: Málaga

El estudio de otras regiones del conocimiento permite identificar casos de buenas prácticas en otras áreas. En esta edición se presenta el caso de Málaga, como ejemplo innovador en el Estado

En esta sección descubrimos territorios que se pueden identificar con el concepto de región del conocimiento desarrollado a lo largo de los últimos años en Europa. Este breve análisis nos permite conocer aspectos generales y específicos que ayudan a configurar una región del conocimiento y que facilitan la identificación de algunos posibles pasos a seguir por parte de Cataluña Sur en esta orientación. Además, se intenta identificar conceptos y variables comunes entre las diferentes regiones.

En el número anterior se presentó la región de Twente, por su configuración como una región del conocimiento y, más concretamente, por las características de su sistema de gobernanza regional. En este número se propone un acercamiento a Málaga, como ejemplo de interés en el contexto español.

Consideraciones económicas y sectoriales 

La provincia de Málaga (demarcación administrativa NUTS3 en terminología de la Unión Europea) cuenta con 7.308 kilómetros cuadrados y 1.453.000 habitantes. De estos, 569.000 se agrupan en la capital provincial (1.218.000 considerando el conjunto del área metropolitana, la quinta del Estado y que agrupa el 74,76 % de la población provincial).

Al mismo tiempo, Málaga representa el 3,12 % de la población y el 2,27 % del PIB estatal. Es un territorio con una elevada tercerización (más del 80 % del PIB se concentra en los servicios).

Sistema educativo universitario

El núcleo principal es la Universidad de Málaga (UMA), con 35.000 estudiantes y la siguiente distribución de procedencias: 65 % son de la misma provincia; 14 %, del resto de Andalucía (principalmente de Córdoba); 16 %, del resto del Estado, y el 5 %, de otros países. El sistema universitario se complementa con una serie de centros, no adscritos a la UMA, de formación superior especializados en turismo (Escuela Superior de Turismo “Costa del Sol”), marketing (ESIC) y medios audiovisuales (SchoolTraining) y con el American College de Marbella, donde los estudiantes pueden completar sus estudios universitarios en centros de Estados Unidos.

Las principales líneas de trabajo que define el Plan Estratégico de la Universidad de Málaga 2013-2016 son la excelencia en educación, investigación y transferencia de conocimiento, el compromiso con el capital humano, la sostenibilidad, el desarrollo social y económico y la responsabilidad social. Sus especializaciones son las siguientes: sector aeroespacial, biotecnología para una sociedad saludable, comunicaciones y movilidad, energía y medio ambiente, turismo y desarrollo territorial, y transporte.

La implicación territorial del sistema universitario de la UMA no se limita al área urbana de Málaga. Destacan dos escuelas universitarias asociadas (de Enfermería en Ronda y de Magisterio en Antequera) y centros de investigación en los municipios de Churriana (Medio Ambiente) y Campanillas (Biotecnología).

La participación activa de la universidad en el territorio también se refleja en el proyecto Plaza.UMA (Ciencia para la Sociedad), donde, en colaboración con la Diputación de Málaga, se establece un dialogo entre la UMA y la sociedad para dar respuesta a las necesidades sociales y territoriales (la universidad aporta el conocimiento).

El sistema de conocimiento malagueño se articula en buena parte con el Campus de Excelencia Internacional Andalucía Tech (CEI), en colaboración con, la Universidad de Sevilla (US) y el sector empresarial. El proyecto se estructura en tres pilares: la agregación, la especialización y la internacionalización. Concretamente, se deben destacar los 150 agentes agregados al proyecto (provenientes de organismos públicos, parques y centros tecnológicos y empresas), las seis áreas de especialización docente e investigadora existentes y la captación de talento internacional.

Figura 1. Estructura de gobernanza del Campus de Excelencia Internacional (CEI) Andalucía Tech.

Fuente: Campus de Excelencia Internacional (CEI) Andalucía Tech.
Investigación, desarrollo e innovación (I+D+I)

El sistema de investigación, desarrollo e innovación de Málaga cuenta con diferentes nodos dentro de una estructura claramente vinculada con las estrategias basadas en el conocimiento. La UMA, mediante el I Plan Propio de Investigación y Transferencia, creó la Oficina de Transferencia de los Resultados de la Investigación (OTRI) como instrumento esencial para desarrollar transferencia de conocimiento al tejido empresarial y la sociedad de la provincia.

Aparte de la dimensión empresarial, destacan los centros tecnológicos que desarrollan investigación o transferencia tecnológica, como Habitec y el Centro Andaluz de Innovación y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CITIC).

Otro elemento vertebrador del sistema es el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA), desarrollado entre el Ayuntamiento de Málaga y la Junta de Andalucía. Se trata de un espacio donde se localizan pymes y empresas con fuerte componente de I+D+I. Ha recibido 790,5 millones de euros desde su creación (1992), 613 de los cuales proceden de la empresa privada. Otros datos que explican su importancia son las cerca de 600 empresas instaladas (con un 32,37 % de empresas vinculadas a las TIC), los 16.774 trabajadores o los 1.625 millones de euros facturados en 2016.

Uno de los proyectos con más dimensión y recorrido en esta área es la estrategia smart city de Málaga, basada en la aplicación de la tecnología a los servicios públicos, acciones en el ámbito de la sostenibilidad energética y aplicaciones tecnológicas para la gestión de la movilidad y los espacios públicos, entre otros.

Finalmente, el ámbito del emprendimiento destaca por sus múltiples elementos de apoyo, como las diferentes incubadoras o el proyecto Open for Business Málaga, orientado a la internacionalización.

Todos estos referentes vinculados con el conocimiento son los que dan como resultado la identificación de Málaga como un referente estatal en innovación tecnológica.

Gobernanza

El sistema de gobernanza de Málaga, cuya proyección abarca básicamente la provincia, se estructura a partir de una red de diferentes agentes que cooperan, sin un liderazgo único.

Uno de los agentes principales es la Diputación de Málaga, que implanta las principales políticas y estrategias territoriales en colaboración con el resto de los actores. También tiene alcance provincial la Fundación MADECA, con presencia de la propia Diputación y del Ayuntamiento de Málaga, la Junta de Andalucía, la UMA, el PTA, la Cámara de Comercio de Málaga, la Confederación de Empresarios de Málaga, Comisiones Obreras y grupos de acción local  (Gudalteba, Antequera) y de desarrollo rural (Axarquía, Serranía de Ronda, Valle del Guadalhorce o Sierra de las Nieves) como ejemplos más destacados.

Se debe apuntar también que MADECA es la entidad responsable de diseñar, gestionar e impulsar acciones para el desarrollo socioeconómico de la provincia de Málaga, mediante el plan Málaga Estrategia Territorial Avanzada (META). Este plan trabaja las líneas estratégicas de sostenibilidad, innovación y emprendimiento, crecimiento económico y productivo, educación y sociedad, principalmente.

La implicación del Ayuntamiento, por otra parte, se refleja también en la Fundación CIEDES, integrada, además, por representantes del ente provincial, de la Junta de Andalucía, de la UMA, del PTA, de la Cámara de Comercio de Málaga, de la Confederación de Empresarios de Málaga, de Comisiones Obreras o del puerto, entre otros. CIEDES se encarga de desarrollar la planificación estratégica del área metropolitana en el marco del Plan Estratégico de Málaga.

Por su parte, Promálaga es la empresa del Ayuntamiento de Málaga encargada de la gestión y promoción empresarial, y por ello es la responsable de desarrollar documentos de información territorial, como Málaga para Invertir.

Finalmente, el Club Málaga Valley es un pool de agentes formado por presidentes y líderes del sector de la sociedad de la información. Cuenta con más de 200 miembros, entre los que figuran Telefónica, Endesa, Oracle, Vodafone, Microsoft, Vocento, Nokia o IBM. Tiene como objetivo diseñar políticas y líneas de acción para convertir Málaga en un referente europeo tecnológico y de captación de talento. En la actualidad, el club sigue contando con el apoyo municipal y se centra principalmente en ofrecer apoyo y realizar tareas comunicativas en eventos tecnológicos de la provincia.

Comparativa con Cataluña Sur

El sistema universitario tiene elementos en común con Cataluña Sur, como, por ejemplo, el papel que desempeñan las dos instituciones a nivel regional y sus respectivos proyectos de campus de excelencia internacional.

Los aspectos sectoriales también muestran algunas similitudes, como la importante tercerización (con un importante papel del turismo litoral) o la existencia de un espacio interior predominantemente rural y agrario. Asimismo, se observan paralelismos en infraestructuras de comunicación (puerto, aeropuerto, alta velocidad ferroviaria, corredor viario litoral).

En materia de I+D+I también se pueden encontrar aspectos comunes, como las estrategias y el modelo de desarrollo regional basado en el conocimiento, la existencia de oficinas de transferencia tecnológica y un conjunto de centros de investigación basados en los respectivos sectores de especialización.

Desde el punto de vista de la gestión pública, es evidente que se trata, a grandes rasgos, de dos demarcaciones provinciales, con sus respectivas diputaciones, lo que en principio define unas competencias bastante similares (reforzadas por el papel de los municipios).

No obstante, se observan algunas diferencias interesantes, como el hecho de que, en el caso de Málaga, el campus de excelencia se desarrolle entre la UMA y la US, ofreciendo una oferta de estudios más completa, grados conjuntos y colaboración entre entidades con el objetivo de potenciar un ecosistema de conocimiento e innovación.

También hay algunas diferencias en el ámbito de la gobernanza. Por ejemplo, en Málaga tienen un papel significativo dos fundaciones (CIEDES y MADECA) que aglutinan agentes públicos y privados para el impulso de estrategias de alcance provincial y metropolitano, respectivamente, con una elevada complementariedad. En ambas orientaciones estratégicas hay elementos que favorecen la transición del área de la economía y la sociedad del conocimiento. Cataluña Sur no dispone de una entidad que juegue un rol comparable.

Otra diferencia es la voluntad activa de captación de talento que se aprecia en el caso andaluz, asociada a estrategias de marketing territorial de proyección internacional (nuevamente con la colaboración del tejido empresarial).

En conclusión, se dispone de nuevos elementos de interés para la Cataluña Sur, en materias de I+D+I, internacionalización, agregación, gobernanza y estrategia urbana y territorial. Se trata, en definitiva, de ingredientes habituales y necesarios en las diferentes regiones del conocimiento.

Antonio Calero López y Josep Maria Piñol Alabart

Miembros del grupo de apoyo de la Cátedra Universidad y Región del Conocimiento


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*