27/02/2020

Constatan los beneficios de la ingesta de manzana para la prevención de enfermedades cardiovasculares

Investigadores del grupo de Investigación en Nutrición Funcional, Oxidación y Enfermedad Cardiovascular( NFOC-Salut) de la URV han analizado los estudios realizados hasta el momento sobre el efecto del consumo de manzanas de pulpa roja ricas en antocianinas para reducir el colesterol, en el marco del proyecto AppleCOR

El doctorando Andrée Sandoval, en el centro, con las investigadoras es Rosa Solà (izquierda) y Úrsula Catalán, que son las supervisoras de su tesis.

 Se dice en múltiples ocasiones que comer una manzana al día es un hábito saludable. Sin embargo, a pesar de su popularidad, aún resulta difícil determinar con precisión ¿hasta qué punto son buenas las manzanas para la salud?  Para conocer la información de forma más precisa, investigadores del grupo NFOC-Salut de la URV han analizado de manera integrada cuáles son los efectos del consumo de una manzana entera y de qué manera su consumo se encuentra asociado con el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, como el ictus o infartos.

La evidencia científica proporcionada por los estudios observacionales, a través de los cuales se puede analizar la relación entre lo que comen las personas y la salud, demostró que los individuos que comieron al menos una manzana entera al día (aproximadamente 100 gramos) durante como mínimo  un año redujeron en un 14% el riesgo de morir por cualquier causa, en un 27% el riesgo de morir por ictus y en un 25% el riesgo de morir por un infarto cardíaco y de sufrir un ictus. Además disminuyó en un 9% el riesgo de presentar hipertensión y redujo en un 24% el riesgo de que la aorta, una de las arterias más importantes del cuerpo, se calcifique de manera severa.

Por otro lado, el efecto del consumo de manzanas, verificado mediante estudios de intervención nutricional, demostró que las manzanas tienen un efecto beneficioso en los niveles lipídicos sanguíneos. Particularmente, que el consumo de una manzana al día durante al menos ocho semanas, redujo los valores de colesterol total y del colesterol de baja densidad (LDL, o “colesterol malo”). A estos beneficios, se añade que, consumir una manzana al día aumentó los niveles de colesterol de alta densidad (HDL, o “colesterol bueno”).

Los beneficios de las manzanas no sólo se limitan a los lípidos sanguíneos, y es que el consumo de una manzana al día durante al menos seis semanas disminuyó los niveles de inflamación a través de la reducción de un grupo de proteínas conocidas como “citocinas pro-inflamatorias” y a través de otros marcadores de inflamación determinados en sangre, como la proteína C reactiva.

Mejora de la función arterial

Del mismo modo, la ingesta de 200 gramos de manzana entera provocó la reducción de la presión arterial sistólica y mejoró la función arterial durante las 2 horas posteriores a su consumo.Estas ventajas fueron demostradas para el consumo de una manzana al día sin importar su tipo, sin embargo, cabe mencionar, como explican los investigadores, una gran parte de la magnitud de los efectos dependen del origen geográfico de la manzanas consumidas, ya que condiciones como el clima, la temporada de cosecha y el tipo de suelo, cambian significativamente su composición nutricional (es decir, su contenido fenólico, en minerales, fibra y/o vitaminas).

Así, los componentes de la manzana son un punto clave de la explicación de las diversas propiedades de las manzanas sobre la salud humana, en particular, en la prevención de las enfermedades cardiovasculares, que son la causa más frecuente de enfermedad y de muerte en el mundo occidental. Es así que los beneficios de comer una manzana al día están siendo actualmente demostrados científicamente, al menos en lo que se refiere a prevención de enfermedades cardiovasculares.

Estos resultados, forman parte del Proyecto AppleCor con el apoyo del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER). Dentro de este proyecto se enmarca la tesis doctoral de Andrée Sandoval, uno de los doctorandos cofinanciados por Fundación La Pedrera, además de formar parte de los 45 doctorandos contratados a través del programa Martí i Franquès COFUND de la URV.

Referencia bibliográfica: The effects and associations of whole-apple intake on diverse cardiovascular risk factors. A narrative review. Berner Andrée Sandoval-Ramírez, Úrsula Catalán, Lorena Calderón-Pérez, Judit Companys, Laura Pla-Pagà, Iziar A. Ludwig, María Paz Romero, Rosa Solà.  https://doi.org/10.1080/10408398.2019.1709801

  • Proyecto AppleCor (AGL2016-76943-C2-2-R y AGL2016-76943-C2-1-R).
  • Programa Martí i Franquès COFUND (acció Marie Skłodowska-Curie del programa Horizon 2020, GA 713679).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*