10/03/2021

Las lipoproteínas LDL de las pacientes con lupus se comportan de manera diferente cuando las afectadas sufren un brote

Un estudio de dos grupos de investigación de la URV-IISPV y el Ciberdem muestra que, en un estado de brote de las pacientes con lupus, cuando las células de la arteria entran en contacto con las lipoproteínas LDL la reacción de estas es similar a cuando se desarrolla la arteriosclerosis que lleva a la obstrucción de las arterias. Se demuestra así por primera vez que, durante los brotes, el comportamiento de estas lipoproteínas provocan una respuesta diferente de las células  y, por lo tanto, son más peligrosas para las arterias

recerca Castro - Ribalta
Una imatge de l'equip investigador de la Universitat Rovira i Virgili - Institut d'Investigació Sanitària Pere Virgili

El lupus es una enfermedad autoinmune en la que el sistema inmunitario ataca a las propias células y tejidos sanos de los pacientes. Afecta principalmente a las mujeres, que pueden tener muchos síntomas diferentes: desde dolor en las articulaciones, cansancio extremo o fiebre hasta dolor muscular, entre otros. Con el que coinciden es que estos síntomas pueden aparecer y remitir en forma de brotes, que pueden ser leves o agresivos. Saber qué pasa durante estos brotes o saber por qué pasan estos brotes es lo que investigan científicos de diferentes especialidades, que quieren mejorar la vida de las pacientes con esta enfermedad crónica.

Las pacientes con lupus tienen riesgo muy alto de sufrir problemas cardiovasculares, a pesar de que los factores de riesgo clásicos como la presión arterial o el colesterol están poco alterados. Durante los brotes su cuerpo se dispara desde el punto de vista inflamatorio y este puede ser uno de los motivos que influya en este alto riesgo de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos. Ahora dos equipos investigadores, la Unidad de Investigación en Lípidos y Arteriosclerosis y el grupo de investigación autoinmunidad, inflamación e infección de la URV-IISPV y el Ciberdem han sumado esfuerzos para estudiar un grupo de pacientes del Hospital Sant Joan de Reus para poder tener más información sobre que pasa en las células arteriales durante los brotes, en este caso en relación con el colesterol.

Conocer cómo el colesterol se deposita en las arterias es importante. No tanto por la cantidad de colesterol que tienen en la sangre sino porque, para estas pacientes, el problema recae en otras características de las LDL, las lipoproteínas de baja densidad. Estos dos grupos ya descubrieron que en estas pacientes la medida de las LDL o su carga eléctrica son más importantes que la propia concentración. Ahora, el equipo investigador quiere saber si, durante la fase del brote, estas lipoproteínas de las pacientes tenían alguna característica que las hiciera más peligrosas para las arterias. Y han demostrado que sí.

Para hacer el estudio extrajeron sangre de pacientes en estado de remisión, separaron el colesterol e hicieron lo mismo cuando las enfermas tenían un brote. Aparentemente las LDL eran idénticas en remisión y en brote en cuanto a concentración, medida o carga eléctrica. Pero cuando hicieron una simulación in vitro y pusieron en contacto las células de la pared arterial incubadas con las células de LDL en el momento del brote, las células arteriales tenían una respuesta típica de las arterias que desarrollan arteriosclerosis.

Es decir, en la misma composición e idéntico contacto con las células de la pared arterial, el comportamiento de las lipoproteínas LDL no es igual cuando hay brote que cuando las pacientes están controladas. “Algo hace que la célula responda diferente y ahora tenemos que  entender qué es lo que provoca esta respuesta” explican Josep Ribalta y Antoni Castro, los investigadores responsables de este estudio.

Teniendo en cuenta que estas pacientes tienen una enfermedad autoinmune y, por lo tanto, generan anticuerpos que atacan a su propio tejido, una posibilidad es que las LDL lleven adheridas partes de estos anticuerpos, haciendo que la arteria tenga una respuesta inflamatoria exagerada. Hay que continuar haciendo estudios para conocer mejor la composición de las LDL en estado de brote y qué papel pueden jugar las propias arterias de las pacientes.

Referencia bibliográfica: Rodríguez-Calvo R, Guardiola M, Oliva I, Arrando H, Arranz I, Ferré A, Pellicer P, Parra S, Ribalta J, Castro A. Low-density lipoprotein from active SLE patients is more atherogenic to endothelial cells than low-density lipoprotein from the same patients during remission. Rheumatology (Oxford). 2021 Feb 1;60(2):866-871. doi: 10.1093/rheumatology/keaa380. PMID: 32844232


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*