02/07/2019

Un proyecto de intervención comunitaria de Nutrición Humana y Dietética y el profesor Antoni Carreras reciben los premios a la Calidad Docente

Los premios que entrega el Consejo Social de la URV reconocen el esfuerzo del profesorado para mejorar la calidad de la docencia mediante la innovación

Los premiados por el Consejo Social que recogieron el premio, Rosa Solà, Mònica Chica, Marta Romeu, Montse Giralt y Antoni Carreras, con la rectora, María José Figueras; Joan Pedrerol, presidente del Consejo Social; Domènec Puig, vicerrector de Programación Académica y Docencia, y Jordi Gavaldà, secretario del Consejo Social.

El jurado del Premio Consejo Social URV a la Calidad Docente ha galardonado los proyectos “Cómo convertir los móviles en un recurso educativo”, del profesor Antoni Carreras, en la modalidad individual, y “Aprendizaje y servicio en el campo de la nutrición: desde el aula universitaria a la escuela”, de seis profesoras de la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, en la modalidad colectiva: Núria Aranda, Maria Victoria Arija, Mónica Chica, Montserrat Giralt, Marta Romeu y Rosa Maria Solà. Los galardonados explicaron el impacto de los proyectos de innovación docente durante el acto de entrega de los premios que tuvo lugar el 1 de julio en el campus Catalunya.

El proyecto de intervención comunitaria está en funcionamiento desde el curso 2013-14 y ha permitido mejorar en un 19% el grado de conocimientos sobre hábitos saludables de cerca de 30.000 escolares gracias a la intervención de los estudiantes de la asignatura Prácticas Comunitarias del grado de Nutrición Humana y Dietética. Así, planifican y desarrollan actividades de promoción y prevención de la salud relacionadas con la nutrición, que han mostrado tener un impacto inmediato y a medio plazo.

Se trata de una asignatura incluida en el Programa de Aprendizaje Servicio, que permite a los estudiantes realizar prácticas pre-profesionales actuando como agentes de salud en las escuelas. Según explicó la profesora Marta Romeu, además de aplicar los conocimientos adquiridos en el grado, “el trabajo de los estudiantes tiene un contenido importante de valores y también una implicación emocional”.

El premio, valorado en 3.500 euros, les permitirá renovar el material que se utiliza para llevar a cabo las actividades en las escuelas. Además, la URV ha seleccionado este proyecto para que opte a la Distinción Jaume Vicens Vives que otorga la Generalitat.

En cuanto a la modalidad individual, Antoni Carreras explicó durante el acto de entrega de premios que está trabajando con un grupo de profesores de la ETSE para desarrollar una nueva aplicación que integra varias funcionalidades: hacer y gestionar exámenes, la elaboración de trabajos fuera del aula, presentaciones interactivas, control de la asistencia y votaciones. Se trata del resultado de implementar la clase inversa a los grados de Derecho, Periodismo, Publicidad y Relaciones Públicas y Comunicación Audiovisual utilizando las aplicaciones ya existentes en el mercado.

El objetivo de sus clases y de la nueva herramienta responde a la voluntad de “aprovechar los móviles como una herramienta propia de la clase en vez de que sea una molestia en el aula”. Esto implica dejar de lado las clases magistrales y dar un mayor peso al trabajo previo fuera de clase, que permite “mejorar la asimilación de contenidos, una participación más amplia de los estudiantes y hacer un seguimiento individualizado de la evaluación a partir del análisis de datos” que proporcionan las aplicaciones.

La innovación docente que Carreras ha aplicado en las clases la han probado 285 estudiantes, que valoran por encima del 8 la metodología utilizada. El profesor de Derecho Constitucional decidió impulsar la creación de una aplicación de móvil propia con los 20.000 euros de la Distinción Jaume Vicens Vives que la Generalitat le otorgó en 2017.

En la clausura del acto, la rectora, María José Figueras, aseguró que “la institución debe contar con todas las personas que tienen experiencia en innovación docente”, como es el caso de los galardonados y hacer extensibles las buenas prácticas a todo el profesorado.

Por su parte, el presidente del Consejo Social, Joan Pedrerol, explicó que este órgano “puede ayudar de manera indirecta a que la Universidad sea mejor, entre otras cuestiones, haciendo que la docencia gane en calidad”, motivo por el que se entregan los Premios a la Calidad Docente.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*