30/06/2021

Identificado un nuevo tipo de pequeño dientes de sable en Marruecos de 2,5 millones de años de antigüedad

Los restos han sido publicados por un equipo investigador con miembros del ICP, de l’IPHES-CERCA, de la URV y de la Université Mohamed 1r d'Oujda, entre otros, en la revista Quaternary Sciences

Mandíbula fósil de Dinofelis excavada en el yacimiento de Guefaït-4. (Reproducido a partir de Madurell et al. (2021) - A. Rodríguez-Hidalgo-UCM

Los dientes de sable son uno de los grupos de animales extintos más conocidos por el gran público. Sus largos caninos superiores en forma de daga que estos félidos utilizaban para cazar son el rasgo anatómico más característico de este grupo que incluye decenas de especies diferentes. Dinofelis es un género que pertenece a la familia de los metailurinos y combina algunas características típicas de los dientes de sable (como la reducción en el número de dientes) con otras más típicas de los félidos panterinos como los leones (la estructura general del cráneo y las proporciones del esqueleto). Dinofelis, en concreto, es un género africano de félidos del tamaño de un jaguar o una leona.

Los restos de Dinofelis publicados hoy en la revista Quaternary Sciences Reviews fueron recuperados del yacimiento de Guefaït-4, en el noreste de Marruecos. Estaban concentrados en una pequeña área de excavación y podrían pertenecer a un único individuo. Hasta el momento se ha obtenido una mandíbula en un excepcional estado de conservación y varios huesos de la pata delantera (el húmero, la ulna y varias falanges) pero los paleontólogos no descartan que en un futuro se puedan registrar más restos, de este o de otros individuos.

Los metailurinos identificados en África se encuentran normalmente asociados a yacimientos con presencia de homínidos como austrolopitecinos y humanos primitivos. Hasta ahora se trataba de felinos de gran tamaño (como un gran leopardo o una leona) que habitaban en bosques o zonas mixta y que cazaban para emboscada. El pequeño tamaño de este Dinofelis abre una puerta a reconsiderar la competencia interespecífica entre los carnívoros del Pleistoceno africano ya que podría tratarse de un nuevo linaje de metailurino nunca descrito hasta ahora. El equipo investigador considera que hay que seguir trabajando para descubrir cuál era su estrategia de caza.

Durante el Pleistoceno, la cuenca de Aïn Beni Mathar–Guefaït donde se ubican los yacimientos de Guefaït era una zona montañosa y bastante seca, caracterizada por la presencia de bosques abiertos y algunas masas de agua cercanas. El yacimiento de Guefaït-4 tiene 2,5 millones de años y es uno de los más antiguos de esta zona. En el pasado era una área húmeda de tipo pantanoso o lacustre a la que probablemente carnívoros y herbívoros se acercaban a beber.

Excavación en el yacimiento de Guefaït-4 – A. Rodríguez-Hidalgo-UCM

La investigación está liderada por Joan Madurell, investigador del Institut Català de Paleontologia Miquel Crusafont (ICP) y Antonio Rodríguez, del Institut Català de Paleoecologia Humana i Evolució Social (IPHES-CERCA) y ha contado con la participación de Hassan Aouraghe (Université Mohamed Premier de Oujda ), Gema Chacón y Robert Sala (IPHES-CERCA y Universitat Rovira i Virgili), Saverio Bartolini (Università degli Studi di Firenze) y Lars Werdelin ( Swedish Museum of Natural History), entre otros.

Desde hace más de 10 años, personal del IPHES-CERCA en colaboración con personal investigador de la Université Mohamed Premier de Oujda está desarrollando un proyecto de investigación en esta zona para averiguar los orígenes del poblamiento humano del Norte de África. Como resultado de estas excavaciones se han recopilado más de 3000 restos de grandes mamíferos en un excelente estado de conservación, principalmente caballos, antílopes y otros de un período que coincide con el inicio de la dinámica glacial-interglacial en el hemisferio norte y picos de aridez en África.

La investigación se ha llevado a cabo con la ayuda del programa CERCA (Generalitat de Catalunya) y de la Agencia Estatal de Investigación (Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades). El proyecto de investigación en Marruecos es posible gracias a la colaboración del gobierno de Jerada y a las autoridades locales de Aïn Beni Mathar y Guefaït, y la Université Mohamed 1r d’Oujda (Facultat de Sciences); está financiado por la Fundación Palarq, el Ministerio de Cultura y Deporte, el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, el programa María de Maeztu, el Ministerio de Cultura y Patrimonio del Reino de Marruecos y la ayuda de las actividades a los Grupos de Investigación (SGR) de la Generalitat de Catalunya, entre otros.

Referencia bibliográfica

Madurell-Malapeira, J.; Rodríguez-Hidalgo, A.; Aouraghe, H.;Haddoumi, H.; Bartolini Lucenti, S.; Oujaa, O.; Saladié, P.; Bengamra, S.; Marín, J.; Souhir, M.; Farkouch, M.; Mhamdi, H.;Aissa, H.; Werdelin, L.; Chacón, M.G.; Sala-Ramos, R. (2021). First small-sized Dinofelis: evidence from the Plio-Pleistocene of North Africa. Quaternary Science Rewiews, 265, 107028. DOI: 10.1016/j.quascirev.2021.107028

 


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*