17/02/2021

Un equipo investigador de la URV identifica una huella metabólica asociada a la percepción de saciedad

Resultados del estudio europeo SATIN (SATiety INnovation) muestran por primera vez la existencia de una relación entre determinados metabolitos en sangre y la saciedad percibida tras el consumo de alimentos

La regulación de la saciedad se considera un factor importante que condiciona para una mayor o menor ingesta energética y por tanto con un impacto importante en el desarrollo y/o en la progresión de la obesidad. El equipo formado por las y los investigadores Lucia Camacho Barcia, Jesús García-Gavilán, Christopher Papandreou y Mònica Bulló que lidera el grupo de investigación en Nutrición y Enfermedades Metabólicas (NuMeD) del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la URV y del Instituto de Investigación Sanitaria Pere i Virgili (IISPV), -integrado en el grupo Tecnatox-, han identificado, en colaboración con investigadores de Dinamarca y Reino Unido, un grupo de metabolitos en la sangre que se relacionan con una mayor percepción de saciedad tras la ingesta de alimentos.

El estudio, realizado en 140 voluntarios con sobrepeso y obesidad, ha demostrado que concentraciones más elevadas de glicina y ácido linoleico se asocian con una mayor sensación de saciedad, mientras que la  sacarosa y algunas esfingomielinas (C32: 2, C38: 1) se asociaron de forma negativa. A pesar de que la metabolómica se ha utilizado ampliamente en la investigación nutricional, esta es la primera vez en la que se utiliza para estudiar la percepción de saciedad. Estos resultados, no solo contribuyen al diseño de posibles estrategias para medir la saciedad de manera más objetiva que los métodos habitualmente utilizados, sino que también contribuyen a una mejor comprensión de las vías metabólicas implicadas en la regulación de la saciedad que en el futuro, pueden resultar en una herramienta útil para el diseño de estrategias más efectivas para el control del apetito y del peso corporal.

Esta investigación se engloba en un estudio más amplio que se realizó con el objetivo de evaluar en qué medida la regulación de la saciedad podría contribuir al control del peso corporal a medio plazo, cuyos resultados se publicaron con anterioridad. El trabajo que se publica ahora profundiza en los aspectos metabólicos de la regulación del hambre y la saciedad. Los análisis se han realizado con los datos recogidos durante la realización de las pruebas de saciedad, Para ello, 151 voluntarios del estudio SATIN acudieron a las instalaciones de los centros reclutadores en ayunas. Ahí se les sirvió un desayuno controlado y se recogieron los datos de saciedad durante las dos horas siguientes al desayuno. Estos voluntarios almorzaron también en las mismas instalaciones y se les dio la cena para llevar, con lo cual el estudio disponía de los datos controlados del consumo de alimentos a lo largo de todo el día. Estas pruebas de saciedad se realizaron en diversas ocasiones durante el estudio.

Con la identificación de estas sustancias que permiten predecir la saciedad, se podría realizar una nutrición más personalizada y plantear el diseño de productos para el control del hambre y la saciedad a través de la modulación de estos metabolitos ya sea aumentando o disminuyendo su concentración en sangre

Referència bibliogràfica: Camacho-Barcia L, García-Gavilán J, Papandreou C, Hansen TT, Harrold JA, Finlayson G, Blundell JE, Sjödin A, Halford JCG, Bulló M. Circulating «Metabolites Associated with Postprandial Satiety in Overweight/Obese Participants: The SATIN Study». Nutrients. 2021 Feb 8;13(2):549. doi: 10.3390/nu13020549. PMID: 33567505.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*