19/01/2021

La URV apuesta por un modelo de evaluación dual con exámenes virtuales y presenciales

La combinación de formatos de las pruebas realizadas ha permitido un menor movimiento del total de estudiantes dentro de los campus

estudiant que escaneja codi QR abans de l'examen

El periodo de evaluación del primer cuatrimestre se está desarrollando en la URV con una combinación de exámenes presenciales y virtuales. La proporción es diversa dependiendo de cada enseñanza con el objetivo de garantizar la calidad de la evaluación, pero con predominio de la virtualidad.

La dualidad de exámenes en línea y presenciales, además de la convocatoria escalonada de los estudiantes a las pruebas, ha permitido minimizar la cantidad de personas que se pueden encontrar simultáneamente en los campus y garantizar la seguridad sanitaria de la comunidad universitaria, a la vez que se mantiene la calidad y los estándares de exigencia del proceso evaluativo, fundamental para acreditar los conocimientos y habilidades de los estudiantes.

La Escuela Técnica Superior de Arquitectura de la URV ha optado por hacer la totalidad de los exámenes de forma virtual. En facultades como la de Turismo y Geografía, Química, Enología y Ciencias Jurídicas, la mayor parte de las pruebas también se han hecho en línea. En la Facultad de Economía y Empresa, las pruebas presenciales han sido ligeramente superiores, y en la Facultad de Ciencias de la Educación y Psicología se ha optado por hacer exámenes en línea y presenciales a partes iguales.

Aunque el PROCICAT ratificó que los estudiantes universitarios pueden hacer todas las pruebas presenciales, la rectora, María José Figueras, recomendó a la comunidad docente de la URV, en la resolución del 13 de octubre, que cuando fuera posible los exámenes se hicieran de forma virtual y, de no poder ser así bajo criterio de sus responsables, que se hicieran presenciales pero extremando las medidas de seguridad.

estudiante poniéndose hidrogel antes de un examen

En este sentido, cabe destacar que en todos los exámenes presenciales se ha respetado el límite de ocupación del aula del 30%, la ventilación del espacio y la distancia de seguridad entre estudiantes en sus asientos, además de la obligatoriedad de llevar mascarilla, de desinfección de las manos y de permanecer en silencio para minimizar la difusión de aerosoles.

En la Facultad de Medicina y Ciencias de la Salud, que ha mantenido presenciales todos los exámenes de grado, se tenía que llevar obligatoriamente mascarilla quirúrgica o FPP2 (las mascarillas higiénicas no estaban permitidas) y los estudiantes, que han ido llegando en escalas de 10 minutos, tenían que esperar al aire libre. Además, los códigos QR que utiliza la URV para saber quién está dentro de cada aula sin tener que pasar lista se han colocado en los asientos para evitar aglomeraciones en las puertas.

Desde la Oficina de Prevención de Riesgos Laborales de la URV se asegura que se han tomado todas las medidas para que dentro de las aulas de examen no haya contactos estrechos, tal y como los define el PROCICAT, ya que los estudiantes están a más de dos metros unos de otros, con mascarilla y sin hablar. En esta línea, la rectora de la Universitat también se ha dirigido a los estudiantes para que respeten las medidas de seguridad una vez fuera del aula.

Los estudiantes que se han visto afectados por la COVID-19 y situaciones de confinamiento han podido posponer su evaluación a las fechas de la segunda convocatoria, pero sin perder el derecho a las dos convocatorias, siguiendo las instrucciones del Plan de Contingencia de la URV establecido al inicio del cuatrimestre.