04/03/2022 Opinión

Ramon Arnabat Mata, profesor de historia contemporánea de la Universitat Rovira i Virgili e investigador del Grupo de investigación ISOCAC

Guerra en Ucrania: una mirada desde la historia

La historia, el conocimiento del pasado, nos ayuda a entender y a comprender el presente y este es el sentido de estas líneas: conocer la perspectiva histórica de la guerra en Ucrania. En este artículo, el investigador del Departamento de Historia e Historia del Arte, Ramon Arnabat, trata de las tres grandes etapas de la época contemporánea

FOTO: Andrew Butko.

La historia, el conocimiento del pasado, nos ayuda a entender y a comprender el presente y este es el sentido de estas líneas: conocer la perspectiva histórica de la guerra en Ucrania. Centrémonos en la época contemporánea, donde podemos distinguir tres grandes etapas.

La primera viene determinada por la ocupación del oeste y el centro de este territorio por parte del Imperio Austrohúngaro y el este por parte del imperio ruso. Estas largas ocupaciones acabaron dividiendo Ucrania en dos partes, desde un punto de vista lingüístico, cultural y religioso.

La segunda empieza en el 1922 con la creación de la República Socialista Soviética de Ucrania, que se convierte cofundadora de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) y tiene voz propia en la ONU. De hecho, es la primera vez que Ucrania conforma un estado, más o menos, propio y con unas delimitaciones parecidas a las actuales.

Las hambrunas del 1933, que causan millones de muertos (Holodom); las purgas estalinistas de 1937-1938; la alianza de los ucranianos del oeste con el ejército alemán y la Waffen SS y el asesinato de decenas de miles de polacos en la matanza de Volinia (1943-1945); el establecimiento del efímero estado independiente de Lviv (Leópolis) bajo la protección de Hitler, … hizo que las relaciones entre ucranianos y rusos se tensasen. A pesar de esto, la RSS de Ucrania amplió territorios por el oeste a expensas de Polonia, Rumanía, Checoslovaquia y Moldavia. Finalmente, en el año 1954, la RSS de Rusia transfiere Crimea a la RSS de Ucrania.

La tercera arranca en 1990, después de la caída del muro de Berlín (1989) y la disolución de la URSS (1991), en motivo de los acuerdos de Baker-Gorbachov, el tratado Dos más Cuatro y la Carta de París entre los países de la Conferencia de Seguridad y Cooperación de Europa (CSCE). Todo ello pretendía situar las bases de una nueva Europa después de la Guerra Fría. La OTAN, sin embargo, no hizo ningún caso y siguió con una política expansionista con el objetivo de aislar militarmente a Rusia. Hasta trece países del este de Europa se han integrado a la OTAN desde el 1997.

En el año 1991, Ucrania se constituye como un estado independiente e inicia negociaciones para entrar en la Unión Europa que el 2013 se rompen por decisión del gobierno prorruso y eso origina la revuelta del Maidan, que provoca la caída del gobierno y la elección de uno nuevo prooccidental el 2014. En respuesta, Rusia se incorpora Crimea y en la región prorrusa de Dombas se forman las autodenominadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk que no aceptan el gobierno de Kyiv. Se inicia así una guerra civil que ya ha causado la muerte de 13.000 personas.

Para intentar arreglar la situación se firmaron los Acuerdos de Minsk (2014 y 2015) entre las partes implicadas y que contemplaban, entre otros puntos, que el gobierno ucraniano elaboraría una nueva constitución que contemplaría la descentralización y la autonomía de las provincias. Pero los acuerdos de Minsk no fueron respetados por los firmantes y en el año 2016 Ucrania llegó a un acuerdo con la Unión Europea, mientras que la Cumbre de la OTAN adoptaba un Paquete de Asistencia Integral para Ucrania; y en el 2017 el parlamento de este país acordó remprender las negociaciones para su integración a la OTAN y se puso en marcha el Acuerdo de asociación entre Ucrania y la UE.

Finalmente, en septiembre de 2020, el presidente ucraniano aprobó una nueva Estrategia de Seguridad Nacional que preveía la asociación definitiva de Ucrania a la OTAN. A partir de este momento, el gobierno ruso aceleró la escalada militar que ha llevo a la invasión de Ucrania y al estallido de la guerra.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*