11/02/2019

Talleres y espectáculos protagonizan la celebración del Año Nuevo Chino en la URV

Los estudiantes chinos junto con otras entidades preparan una carrera y actividades para toda la ciudadanía el domingo 17 en Tarragona

Según el calendario chino, el pasado 5 de febrero empezó el año del cerdo. La Asociación de Estudiantes Chinos, con el apoyo del Centro de Estudios Hispánicos (CEH), lo ha celebrado hoy con la comunidad universitaria, que ha participado en diferentes talleres y espectáculos en el Campus Catalunya. Como ya hacen desde el 2017, la celebración se extiende en la ciudad de Tarragona con actividades en el espacio Kesse, en la Biblioteca Pública de Tarragona, y, el próximo domingo 17 de febrero el epicentro será la plaza Corsini, con la carrera del horóscopo y varias actividades abiertas a todo el mundo.

La carrera del horóscopo rememora la leyenda china del Emperador de Jade, que organizó una carrera entre todos los animales para decidir cuáles formarían parte del horóscopo y en qué orden. El próximo domingo la leyenda se actualizará con la carrera que empezará a las 9:30 h en la plaza Corsini de Tarragona (la recogida de dorsales será de las 8 a las 9:15 h). El recorrido de 5 kilómetros es circular y resigue la Rambla Nueva, la Vía Augusta y el paseo marítimo Rafael Casanova.

A las 10 h empezarán las actividades: talleres de pan chino, de caligrafía y de tai-txi, exposiciones de objetos y de libros, juegos de mesa, las danzas del león y del dragón, y una barra de bebida china y degustación de té, entre otros. Además de la Asociación de Estudiantes Chinos y la CEH, también organizan el acontecimiento la Asociación de Mujeres Chinas de Cataluña y son entidades promotoras el aula de Chino en Tarragona y la Asociación de Estudiantes e Investigadores Chinos de Tarragona con el apoyo del Ayuntamiento y varias entidades más.

Algunas de las actividades ya se han podido ver hoy en el campus Catalunya. Desde la creación del CEH, el curso 2004-2005, que la celebración del Año Nuevo chino es una cita ineludible. Desde entonces, 1.300 estudiantes provenientes de China han pasado por la URV (63 estudian este curso) y han mantenido la celebración viva.

Durante toda la mañana y hasta las 15 h, la comunidad china de la URV comparte con el resto de la comunidad universitaria conocimientos y tradiciones, como por ejemplo la caligrafía china tradicional, ropa y decoración, danzas, canciones y teatro de sombras. También han hecho la ceremonia del té y han enseñado como cocinar las empanadas chinas, además de invitar a los estudiantes a jugar a juegos de mesa tradicionales y deportes como por ejemplo badminton y ping-pong.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*