18/01/2018

La URV se dota de un plan de prevenció, detección y tratamiento del plagio en la docencia

Para este curso 2017-18 se han elaborado tres guías, una para el estudiantado, una para el profesorado y otra para centros y departamentos, y se ha incorporado la plataforma Urkund

¿Cómo prevenir, detectar y tratar el plagio en la docencia? El fenómeno no es nuevo, pero la revolución digital, que hace más fácil acceder a la información y reproducirla, ha hecho que se incrementen sustancialmente los casos en los trabajos universitarios en todos los niveles. Así se constata en la introducción de las guías del Plan de prevención, detección y tratamiento del plagio de que se ha dotado la URV en este curso 2017-18.

El problema se detecta en todas las universidades. Para Arantxa Capdevila, vicerrectora de Estudiantes y Docencia, Estudiantes y Comunidad Universitaria, en la elaboración de las guías “hemos adoptado un enfoque constructivo. Se trata de prevenir y tratar el problema, no de crear sólo un elemento punitivo”. Concienciar a los estudiantes contra esta conducta éticamente reprobable, que va contra la autoría intelectual, forma parte del currículo nuclear de la URV, en las competencias que deben adquirir: saber gestionar la información y el conocimiento, y específicamente, mediante el uso eficiente de las TIC.

A lo largo del curso, desde el mes de octubre en que se presentó el plan a los profesores responsables de estudios de los centros de la URV, se ha ido haciendo pedagogía en las aulas e informando de la existencia de las guías del Plan de prevención , detección y tratamiento del plagio, a disposición de todos en la web del CRAI. Una guía va dirigida a los estudiantes, la otra al profesorado y la otra a centros y departamentos. Precisamente, en febrero se impartirán los dos primeros cursos de formación del profesorado sobre el tema: Prevención y detección del plagio en la URV: recursos del CRAI para la prevención y el Urkund como herramienta para la detección.

En el curso pasado un grupo de trabajo, en el que destaca la labor de la profesora Mar Pàmies, que había investigado sobre el tema; de la profesora Ana Pallarés, por los aspectos jurídicos, y de técnicos del CRAI, Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación, y del SREd, Servicio de Recursos Educativos, dió forma a las guías. Hasta el momento, las normativas de la URV no hacían casi alusión al plagio.

La guía para los estudiantes y la plataforma Urkund

La guía para los estudiantes explica en qué consiste el plagio, que se considera plagio en la URV, mediante ejemplos; cómo evitarlo, como detectarlo y cuáles son las consecuencias académicas. El proceso de elaboración de un trabajo conlleva, en la primera etapa, buscar la información de diversas fuentes, con criterios de fiabilidad y pertenencia; en la segunda, organizar la información y los contenidos que tendrá el trabajo; y en la tercera etapa, crear, elaborando la información exponiendo los argumentos propios y ajustándola a un propósito específico. Como indica la guía, “en la URV se considera plagio toda actuación mediante la que los estudiantes hacen pasar como propios trabajos, ideas, conceptos, información, datos, argumentos, etc. de otras fuentes, y como originales, trabajos o partes de trabajos propios presentados previamente “. Lo es, pues, copiar texto o datos de cualquier fuente e insertarlos en un documento sin la citación correspondiente. Una acción determinada se considera plagio independientemente de la intencionalidad, ya que es responsabilidad del estudiante saber que lo es.

El Campus Virtual de la URV ha incorporado Urkund, una herramienta de detección de coincidencias en los trabajos que entregan los estudiantes, destinada a los profesores, y que pueden utilitzar o no para evaluar en cada trabajo. La herramienta puede comparar el texto con millones de documentos y genera un informe que incluye el porcentaje de texto ya existente, esté justificada o no su copia. Puede ser que esté correctamente citado, o que las características del área de conocimiento a que pertenece justifiquen su inclusión. Si el profesor lo decide, por ejemplo, el estudiante, antes de entregar el trabajo, puede tener acceso a Urkund para comprobar si su trabajo es correcto.

En la última parte de la guía se consignan las sanciones académicas que, dependiendo del grado de plagio, van desde calificar el trabajo del estudiante con un 0, a la apertura de un expediente disciplinario que puede conducir a sancionarlo. En el segundo caso, podría haber cometido: una falta menos grave, que conllevaría la pérdida del derecho a ser evaluado de la totalidad o parte de las asignaturas en que esté matriculado en el curso, con la consiguiente pérdida de los derechos de matrícula; una falta grave, por la que podría ser expulsado temporalmente de la Universidad, con la pérdida de los derechos de matrícula y la prohibición de trasladar el expediente académico en el mismo curso.