02/08/2018

Un proyecto reinterpreta leyendas con perspectiva de género para empoderar a las jóvenes

Estudiantes de la URV forman estudiantes de la India y realizan talleres en las escuelas de Tarragona con las historias ilustradas por la Escuela de Arte y Diseño

Un momento de la formación que las estudiantes de la URV realizaron en la Escuela Profesional de Anantapur, India.

Que las mujeres sean las protagonistas y que asuman roles destacados en la historia y en su comunidad. Este era el objetivo de Olívia Chivita, estudiante de la doble titulación de Educación infantil y primaria con mención de inglés, y de Laura Elías, que ha finalizado el grado de Inglés este junio, cuando las profesoras Laura Román y Neus Oliveras les encargaron reinterpretar cuentos y leyendas tradicionales para llevar a las escuelas de la demarcación de Tarragona y en un centro de formación profesional de chicas en la India. El resultado de este proyecto educativo, que impulsa la delegación de Tarragona de la Fundación Vicente Ferrer con la colaboración de la URV Solidaria, es el apoderamiento de las niñas y jóvenes mediante la reflexión crítica sobre las causas de la desigualdad de género.

Al mismo tiempo que las dos estudiantes de la URV revisaban con perspectiva de género las leyendas indias, las alumnas de la Escuela Profesional d’Anantapur, India, revisaban cuentos catalanes. Una mirada nueva para unas historias antiguas, que permitió reconstruirlas para dotar de protagonismo real y de un rol más proactivo a los hasta este momento personajes pasivos de las historias.

Las alumnas de la Esculea Profesial d’Anantapur, India, reinterpretaron cuentos y leyendas catalanas, como la de Sant Jordi.

Laura y Olívia dividieron las historias revisadas en fragmentos, de forma que los alumnos de Ilustración de la Escuela de Arte y Diseño de la Diputación de Tarragona crearon doce ilustraciones para narrar cada una de las historias. Las láminas están ideadas para ser mostradas en un kamishibai, una forma de narrar historias que se utilizaba en los templos budistas de Japón en el siglo XII, y que muestra en un pequeño teatro la secuencia de imágenes que configuran una historia.

La Fundación Vicente Ferrer seleccionó seis de las historias ilustradas para divulgarlas en las escuelas, centros cívicos y otros espacios infantiles y juveniles. Las más icónicas de la tradición india y de la catalana, la historia de Draupadi y la leyenda de Sant Jordi, fueron las que los estudiantes de la URV se llevaron en su viaje a la India el pasado mes de julio. Su destino fue la Escuela Profesional de Anantapur.

Una de las ilustraciones de la historia de Draupadi, creada por la alumna de la Escuela de Arte y Diseño de la Diputación de Tarragona Mireia Martínez.

Ambas estudiantes, junto con una compañera de la Universitat de Lleida, convivieron con las alumnas, chicas de entre 20 y 25 años con formación superior, pero con dificultades para entrar en el mundo laboral. Las estudiantes catalanas organizaron diferentes talleres para trabajar las habilidades comunicativas, como la expresión oral o el discurso, así como las competencias lingüísticas, ya que las actividades eran íntegramente en inglés.

Mediante la narración de las leyendas con el kamishibai, las estudiantes trataron la situación de las mujeres, tanto en la India como en los países europeos: “Nos preguntaban muchas cosas porque algunas de nuestras costumbres les causaban extrañeza, como el hecho de decidir si queremos o no tener pareja o que ésta sea escogida por nosotras”, explica Laura Elías. Esto es porque es esta región de la India, el matrimonio a menudo es concertado por la familia.

De hecho, Laura Elías se sorprendió del hecho que “siendo chicas de nuestra misma edad, tenemos vidas y expectativas vitales tan diferentes”. Olívia Chivite detalla que hicieron un trabajo de reflexión por grupos a partir de las leyendas reinterpretadas, porque “no eran conscientes que disponen de menos oportunidades que los chicos” para desarrollarse. Por eso vieron necesario que esta perspectiva se ofreciera también a los chicos, ya que de ellos depende también revertir la desigualdad de género.

Una vez formadas, las mismas jóvenes indias serán las que podrán recorrer las escuelas de su región y explicar las historias ilustradas a las niñas. Se trata del mismo proceso que están haciendo las estudiantes de la URV con los talleres que imparten en escuelas y bibliotecas de la demarcación de Tarragona. Para el próximo curso, ya tienen talleres concertados y se está trabajando en iniciativas derivadas del proyecto, como la posibilidad de editar las historias en formato de cuento.

La narración de cuentos reinterpretados con el kamishibai ya se ha hecho en algunas escuelas.

El proyecto ha sido liderado y supervisado por las profesoras de la URV Laura Román y Neus Oliveras y ha contado con el apoyo de la URV Solidaria, que ha financiado el viaje de las estudiantes a Anantapur y un taller para los alumnos de la Escuela de Arte y Diseño a cargo de una ilustradora que les guio durante el proceso creativo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*