10/05/2017

Un sistema garantiza la privacidad del conductor en el acceso a las zonas restringidas de la ciudad

Esta solución de acceso inteligente para vehículos es pionera e innovadora, se implementa a través de una aplicación móvil y no conlleva ningún coste para el usuario

La congestión del tráfico en el centro de las ciudades se ha convertido en los últimos años en un problema tanto de acceso y circulación a estos núcleos como de contaminación atmosférica. En este sentido, cada vez más ciudades, como Londres, Milán o Singapur, adoptan medidas para hacerle frente, como desincentivar el uso del vehículo privado potenciando el transporte público o imponer una tasa a los conductores que quieren acceder estas zonas. En estos casos, se limita el tráfico de vehículos a través de diferentes sistemas de peaje conectados con cámaras que controlan qué coches entran en el centro de la ciudad y por qué puntos pasan. El uso de sistemas de gestión de acceso basados ​​en el control fotográfico de los usuarios compromete la privacidad de los conductores para que registran cuando y por donde circulan.

Ante esta situación, los investigadores Jordi Castellà-Roca, Carles Anglés-Tafalla, Jordi Aragonés, Jesús Manjón y Josep Maria Gastó, del grupo de investigación CRISES del Departamento de Ingeniería Informática y Matemáticas de la URV, han desarrollado un sistema seguro , flexible y fácilmente implementable. A través de una aplicación móvil, permite el acceso de los conductores registrados en el centro de la ciudad preservándolos el anonimato.

 

Els investigadors Carles Anglès-Tafalla, Jordi Castellà-Roca i Josep Maria Gastó, amb el prototip de l'Spark&Go.
Los investigadores Carles Anglès-Tafalla, Jordi Castellà-Roca y Josep Maria Gastó, con el prototipo Spark & Go.

Esta solución de acceso inteligente para vehículos, que han llamado Spark & ​​Go, funciona de tal manera que no hace ninguna foto si el conductor se ha registrado previamente y tiene el móvil en funcionamiento con la aplicación instalada. Cuando el usuario se acerca al perímetro del área restringida, se activa automáticamente la aplicación. A través de un protocolo criptográfico, comprueba si el usuario de la aplicación tiene los permisos de acceso vigentes, pero siempre manteniendo su identidad en el anonimato. Si todo es correcto, la cámara situada en el control de acceso no hará la foto de la matrícula.

Este nuevo método es pionero e innovador, y se diferencia de los que existen hasta ahora en que garantiza la privacidad de los usuarios registrados, ya que sólo fotografía la matrícula de los vehículos que o no están dados de alta en el sistema o no tienen el móvil en marcha. También tiene la ventaja añadida de que no conlleva ningún coste para el conductor, ya que sólo se debe instalar la aplicación en el teléfono móvil.

El proyecto ha recibido una subvención de la Dirección General de Tráfico (DGT) y ya se ha probado con éxito en un entorno real. Ahora, el nuevo reto es activarlo a una escala mayor y redimensionarlo para convertirlo en una infraestructura que se pueda integrar fácilmente en el centro de las ciudades.

Este sistema también se puede adaptar para acceder a aparcamientos públicos o privados, otras zonas restringidas como recintos de empresas o vías de alta ocupación.

Referencia bibliográfica: Roger Jardí-Cedó, Macià Mut-Puigserver, M. Magdalena Payeras-Capellà, Jordi Castellà-Roca, Alexandre Viejo. (2016) “Time-based low emission zones preserving drivers’ privacy”. Future Generation Computer Systems. DOI: 10.1016/j.future.2016.06.012.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*