21/09/2016

Científicos de la URV participan en la identificación del relámpago de más duración y el de más recorrido del mundo

Se trata de dos nuevos récords meteorológicos mundiales: el relámpago de más duración y el de recorrido más largo. Un comité de expertos internacionales, en el que han participado investigadores del Centro en Cambio Climático (C3) de la URV, han hecho la investigación y la evaluación que han servido para establecer las nuevas normas de medida de la Organización Meteorológica Mundial a partir de las cuales se han fijado estos nuevos récords

El comité de evaluación de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), del cual forma parte el Centro en Cambio Climático (C3) de la URV representado por la coordinadora, la investigadora Manola Brunet, ha identificado que la distancia más larga del mundo detectada por un solo relámpago se produjo sobre una distancia horizontal de 321 kilómetros. El acontecimiento tuvo lugar el 20 de junio 2007 al estado de Oklahoma. El mismo comité ha validado también la duración más larga del mundo detectada por un solo relámpago como un solo acontecimiento que se alargó de forma continua durante 7,74 segundos sobre el sur de Francia el 30 de agosto del 2012.

Esta investigación pone de relieve el hecho que, debido a las continuas mejoras en la tecnología y el análisis de la meteorología y la climatología, los expertos en clima pueden supervisar y detectar los fenómenos meteorológicos como relámpagos con mucho más detalle de lo que nunca se había podido hacer antes.

El comité de investigación está formado por expertos en clima y relámpagos de los Estados Unidos, Francia, Australia, España, China, Marruecos, Argentina y el Reino Unido, entre los cuales hay el C3, de la Universitat Rovira i Virgili. Como parte de su evaluación, el grupo de estudiosos también acordó por unanimidad que la definición formal de “descarga del rayo” se debe adaptar a una “serie de procesos eléctricos que se producen continuamente” en lugar del intervalo de tiempo previamente determinado “de un segundo”, como hasta ahora. La tecnología y el análisis han mejorado hasta el punto que los expertos pueden detectar y vigilar relámpagos individuales con vidas mucho más largas que un solo segundo.

La validación de estos nuevos extremos y la mejora de las redes de detección de rayos muestra que un relámpago puede viajar grandes distancias y, por lo tanto, puede haber peligro incluso muy lejos de la tormenta originaria. Los resultados de este trabajo de investigación se han publicado al boletín de la Sociedad Americana de Meteorología. Las mejoras en la detección y el seguimiento de estos acontecimientos extremos deben ayudar a incrementar la seguridad pública.

Esta ha sido la primera vez que los relámpagos se han incluido al archivo oficial de fenómenos climáticos y meteorológicos extremos, del cual se hace cargo la Comisión de Climatología de la OMM y documenta los detalles de los registros de calor, frío, velocidad del viento, lluvia, entre otras.

Referencia bibliográfica: Timothy J. Lang, Stéphane Pédeboy, William Rison, Randall S. Cerveny, Joan Montanyà, Serge Chauzy, Donald R. MacGorman, Ronald L. Holle, Eldo E. Ávila, Yijun Zhang, Gregory Carbin, Edward R. Mansell, Yuriy Kuleshov, Thomas C. Peterson, Manola Brunet, Fatima Driouech, and Daniel S. Krahenbuhl, 0: WMO World Record Lightning Extremes: Longest Reported Flash Distance and Longest Reported Flash Duration. Bull. Amer. Meteor. Soc., 0, doi: 10.1175/BAMS-D-16-0061.1.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*