25/10/2017 Entrevista

Bartosz Tylkowski, investigador TECNIOspring del Centre Tecnològic de la Química

“Controlar las reacciones con la luz interesa a la industria ya que es un recurso abundante y no contamina”

Uno de los aspectos de Tarragona que más atrae a los visitantes es la gran cantidad de luz cálida y natural que ilumina la ciudad. Pero cuando el investigador polonés Bartosz Tylkowski llegó al campus Sescelades, una de las primeras cosas que hizo fue tapar las ventanas del laboratorio.

“Necesito controlar la luz al detalle cuando estoy trabajando. Hago síntesis de polímeros fotosensibles y los utilizo para preparar las microcápsulas. Dentro de las cápsulas se encuentran los principios activos y esos se liberan de la estructura cuando entra en contacto con la luz natural, por ejemplo el sol”.

¿Cuál és el interés que tiene la industria de esta investigación?

“Controlar las reacciones con luz interesa a la industria ya que es un recurso abundante, barato y no contaminate. Hace años cuando colaboraba con una gran industria norteamericana teníamos patentes, los prototipos que están ahora en fase de pruebas.  Lo que hacemos es, por ejemplo, encapsular los perfumes que se usan para detergentes. Cuando limpiamos la ropa, las microcápsulas de perfume se depositan en la ropa. Cuando la ropa está en oscuro, en el armario, no tenemos liberación del perfume, cuando nos ponemos la ropa y vamos por la calle, con la luz natural del sol el perfume se libera.”

Después de desarrollar dos proyectos projectes Marie Curie en la URV, trabaja ahora en un nuevo proyecto en el  Centro Tecnológico de la Química. ¿Qué está investigando?

“Ahora estoy investigando una nueva generación de microcápsulas fotosensibles que se aplican por ejemplo en cosméticos, como en cremas solares que liberan activos con la luz natural, por ejemplo en la playa. Con mis colaboradores trabajamos diferentes gamas de la luz natural, ordenadas por frecuencias”.

Ha tenido ofertas importantes para incorporarse en la industria, pero de momento prefiere quedarse en el campus Sescelades.

“En Tarragona me motiva la gente, la curiosidad y la investigación fundamental. Aquí puedo intercambiar ideas con profesores, formar investigadores de doctorado y puedo usar muchos instrumentos para  entender la base de la ciencia”.

 

El poder de la luz:

 

¿Para qué sirve la microencapsulación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*