13/04/2016

IBER apuesta por divulgar la gastronomía antigua e impulsar rutas especializadas

IBER, empresa derivada de la URV, ofrecerá una ruta guiada y teatralizada por el barrio judío de Tarragona y otra por los espacios más importantes de la ciudad medieval. La intención es programar cada mes estas dos visitas, de modo que pasen a formar parte de la agenda cultural estable de la ciudad. Además, los miembros de IBER, todos ellos investigadores de la URV, han aprovechado sus conocimientos en historia y arqueología para producir una cerveza artesanal basada en las técnicas utilizadas por los iberos, con la cual también pretenden divulgar la gastronomía antigua

A partir del próximo 14 de mayo, cada tercer sábado de mes, IBER ofrecerá una visita guiada a la Tarragona medieval. Es uno de los objetivos de la empresa derivada de la URV para el 2016: difundir este patrimonio de forma estable. La ruta recorrerá las principales arterias de la ciudad medieval, ubicadas en el casco antiguo de Tarragona, como la muralla medieval, el castillo del rey, el barrio judío, los casales góticos o el Pla de la Seu. Además, contará con la colaboración de Pili Cugat, la Judía de Tortosa, que en varios puntos del recorrido ofrecerá cantos judíos y sacros.

También con la intención de darle visibilidad de forma permanente, programarán visitas guiadas al barrio judío de Tarragona, un lugar que los investigadores de IBER conocen en profundidad, puesto que lo han excavado y documentado. Según David Bea, gerente de la empresa, este barrio “es un gran desconocido para los turistas interesados en la historia de la ciudad, que prácticamente basan sus visitas en conocer el legado que dejaron los romanos”. La ruta finalizará con una pequeña cata de gastronomía judeocatalana.

Los investigadores de IBER también están preparando nuevas rutas, como una visita guiada a la Tarragona modernista y otra a la parte baja de la ciudad y al puerto para explicar la importancia que tenía en el siglo XIX.

Gastronomía antigua

En septiembre, IBER presentó una cerveza artesanal llamada Ibèrika. Se trata de una cerveza de autor inspirada en los ingredientes y las técnicas de producción que utilizaban los iberos. La comercialización de este producto, que se podrá encontrar en el mercado a partir de abril, es solo una excusa para divulgar la cultura antigua y su gastronomía.

La cerveza se basa en los resultados arqueológicos que han obtenido los investigadores de la URV en diferentes asentamientos ibéricos tras el análisis de los residuos que han recogido de distintos recipientes de cerámica encontrados. Después de dos años de investigación han podido descubrir, por ejemplo, que la cerveza ibérica llevaba artemisia. El lúpulo no llegó a utilizarse hasta la Edad Media.

En estos momentos, los investigadores de IBER están buscando una segunda línea de cerveza basada en las técnicas utilizadas en las culturas mesopotámica y egipcia. Por ahora se encuentran en plena investigación, recogiendo nuevos datos y haciendo pruebas de elaboración. La cerveza mesopotámica y egipcia se elaborará a partir de un pan de dátiles puesto a macerar denominado bappir.

Estos productos constituyen una nueva línea de negocio para la empresa, y los utilizan sobre todo en los talleres y las rutas destinados a explicar la cultura ibera, que les sirven también para difundir la gastronomía antigua. De cara al futuro, se plantean elaborar otros productos, como vino, miel o garum, pero no solo gastronómicos, pues tienen previsto realizar, por ejemplo, reproducciones de joyas.

Turismo de excelencia e innovador

Una de las principales características de IBER es que los investigadores conocen en profundidad aquello que divulgan, puesto que durante años han investigado sobre ese patrimonio o esos periodos de la historia. Además de las actividades estables, ofrecen servicios personalizados, adaptados a las necesidades de los visitantes, ya sean familias o asistentes a congresos internacionales, por ejemplo.

La empresa IBER, dedicada a la arqueología, el patrimonio y el turismo, es una spin off de la URV surgida en 2013 por iniciativa del grupo de investigación GRESEPIA (Seminario de Protohistoria y Arqueología). Desde su fundación, los investigadores que la integran han querido adquirir nuevos conocimientos para conocer el mundo de la empresa y el sector turístico, pero, sobre todo, se han dedicado a divulgar las excavaciones que han realizado en Tortosa, Tarragona y Salou y han preparado una oferta turística creativa basada en la innovación en las formas y la excelencia en los contenidos. Para su creación, IBER ha contado con el asesoramiento de la Unidad de Valorización y Comercialización de la URV y con el apoyo de ACCIÓN.

A lo largo del año 2015, IBER ha ofrecido sus visitas a más de 2.000 personas, entre colegios, particulares y asociaciones. Sus perspectivas de futuro pasan ante todo por crecer. De hecho, este 2016 ya han duplicado su facturación respecto el año pasado en la rama de negocio del turismo.

Más información: www.iberapt.com

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*