06/05/2020

La ideología de los gobiernos tiene impacto directo en qué se gasta y dónde se recorta en el gasto público

Investigadores de la URV y de la Universidad Georg August de Göttingen han analizado el gasto de dieciséis países de la OCDE de los últimos veinte años comparando los períodos con y sin recortes presupuestarios. En el estudio analizan la relación entre la ideología de los partidos gobernantes y los cambios en el gasto público en diez categorías diferentes en función del ciclo presupuestario

Aunque podría parecer que, cada vez más, la ideología de los gobiernos ha perdido influencia en el gasto del sector público, Bernd Theilen, investigador del Departamento de Economía de la URV, y Helmut Herwartz, de la Universidad Georg August de Goöttingen , han visto que las diferencias existen. Sobre todo cuando se analizan los gastos en los momentos con y sin consolidación fiscal.

En periodos en los que no hay ajustes en el gasto fiscal, se observan diferencias ideológicas con respecto al gasto público relacionadas principalmente con las inversiones en defensa, educación y protección ambiental. En estas categorías se comprueba que los gabinetes de derechas gastan más en defensa y menos en educación y medio ambiente que sus homólogos de izquierdas. En cambio, durante los periodos de ajustes fiscales las diferencias de gasto según la ideología afectan a otras categorías. Así, los gobiernos de derechas siguen adaptando el gasto público en educación, pero también lo hacen en salud, orden público, seguridad y cultura. Estas categorías tienen en común que el peso de los salarios de los trabajadores públicos es grande y el peso de los gastos de capital es relativamente pequeño.

Este documento analiza cómo se comporta el gasto de los gobiernos entre 1995 y 2015 y los investigadores concluyen que las diferencias ideológicas siguen siendo importantes tras observar las categorías de gastos individuales y distinguir entre períodos con y sin ajustes. La muestra de datos anuales abarca este período en dieciséis economías de la OCDE: Austria, Australia, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Irlanda, Italia, Japón, Países Bajos, Portugal, España, Suecia, Reino Unido y Estados Unidos. Como categorías de gasto, han considerado las siguientes: defensa, asuntos económicos, educación, protección ambiental, servicios públicos generales, salud, vivienda y servicios comunitarios, orden y seguridad pública, esparcimiento, cultura y religión, y protección social.

Bernd Theilen es investigador del Departamento de Economía de la URV.

Los gastos públicos generales y los gastos del gobierno central a nivel agregado, es decir, sin entrar en el detalle de las categorías de gasto,no están sujetos significativamente a motivos ideológicos, los ciclos electorales o a la composición del gobierno. Aun así, las diferencias ideológicas se plantean cuando se consideran categorías específicas de gasto público, por lo que se distinguen períodos con consolidación de los presupuestos públicos y sin. En estas etapas se ve que los gobiernos de derecha y de izquierda priorizan de manera diferente el gasto.

Los autores concluyen que en períodos sin ajustes, los partidos de gobierno hacen énfasis en aquellas categorías que benefician especialmente a sus votantes: los gobiernos de la izquierda, en educación y protección del medio ambiente y los de la

derecha, en defensa. Pero durante los períodos de consolidación fiscal, los ajustes que se consideran más efectivos para superar una crisis presupuestaria son el consumo público (que comprende los salarios públicos y los gobiernos de derechas recortan más que los de izquierdas) o la inversión en capital (por ejemplo, el gasto en infraestructuras, en que ocurre lo contrario).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*