06/10/2021

Nueva estrategia de detección del cáncer de cuello uterino en países con pocos recursos

Una alianza internacional de investigación de la cual forma parte el grupo Interfibio de la Universitat Rovira i Virgili impulsa una nueva estrategia de detección que pretende reducir la mortalidad por cáncer de cuello uterino

Una imagen de la plataforma sensora, que consiste en una microfluídica acoplada a una matriz de electrodos para la detección del VPH (virus del papiloma humano) desarrollado en el proyecto ELEVATE.

Una alianza internacional de investigación, liderada por la Universidad de Gante y de la cual forma parte el grupo Interfibio de la Universitat Rovira i Virgili , lanza el proyecto CHILI con el objetivo de implantar una detección del Virus del Papiloma Humano (VPH) en países con pocos recursos. El proyecto, financiando por el programa Horizonte 2020, pretende desarrollar una estrategia de detección del cáncer de cuello uterino adaptada al contexto y las necesidades de cuatro países con recursos limitados como son Etiopía, Uganda, Mozambique y Camboya y de conformidad con las directrices más recientes de la OMS.

Esta estrategia incluye la utilización de una nueva prueba de detección del cáncer de cuello uterino que se está desarrollando actualmente en proyecto ELEVATE, otro proyecto de Horizonte 2020, y combina el auto muestreo con un dispositivo de medición portátil de bajo coste, que detecta tanto el virus del papiloma humano – la principal causa de cáncer de cuello uterino – y proteínas que son biomarcadores del cáncer. La prueba se adaptará para garantizar su aplicabilidad y asequibilidad a gran escala en estos cuatro países.

El cáncer de cuello uterino es el cuarto cáncer más común en mujeres en todo el mundo. Su detección temprana  ha demostrado tener éxito en la reducción de la incidencia y la mortalidad por esta enfermedad. Sin embargo, existen desigualdades sustanciales en términos de la carga del cáncer de cuello uterino, ya que hasta nueve de cada diez mujeres que mueren de este cáncer viven en países de ingresos bajos y medianos. La implementación global de los servicios de detección se ve obstaculizada por las diferencias entre países con respecto a los recursos, la disponibilidad y la calidad de las estrategias preventivas.

Nuestra visión es un mundo en el que todas las mujeres reciban las mismas oportunidades para protegerse contra enfermedades prevenibles. El consorcio CHILI tiene como objetivo comprender las prácticas de detección actuales y los desafíos para definir e implementar nuevas estrategias, incluida la prueba de detección ELEVATE, que satisfaga las condiciones del contexto local y las preferencias de las mujeres locales. Nuestro objetivo es asegurar la sostenibilidad y la integración dentro del sistema de salud local al implementar y evaluar la nueva estrategia de detección para ayudar a los países a avanzar hacia la detección universal.

El proyecto CHILI está recibiendo financiación del Programa Marco de Investigación e Innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea y reúne a un equipo multidisciplinario de científicos sociales, economistas de la salud, expertos en biosensores y socios de la industria de las siguientes universidades e instituciones público y pricadas: Universitat Rovira i Virgili, Universiteit Gent (Bélgica), Universität Greifswald (Alemania), Universidade NOVA de Lisboa, Jimma University (Etiopía), National Institute for Public Health (Camboya), Universidade Eduardo Mondlane (Mozambique), UVRI-IAVI HIV Vaccine Program (Uganda),  Fraunhofer-Gesellschaft zur Förderung der Angewandten Forschung eV (Alemania), Labman Automation Ltd (Reino Unido), mircroLIQUID (España) y Fundico (Bélgica).

En la URV el grupo de investigación de la Interfaz físico / biológica (Interfibio) está liderado por la investigadora ICREA Ciara O’Sullivan.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*