15/12/2020

Por cada 100 euros de gasto público en el sistema catalán de universidades públicas se produjo un retorno social integrado de 449 euros a la sociedad

La ACUP ha presentado en la URV un estudio sobre el valor social del sistema universitario público catalán, que analiza el impacto de la actividad que llevan a cabo las ocho universidades públicas catalanas en el marco de su compromiso social

Esta mañana se ha presentado en el Paraninfo de la URV el estudio El valor social de les universitats públiques catalanes. Una aproximació quantitativa i qualitativa. Este trabajo, coordinado por la Asociación Catalana de Universidades Públicas (ACUP), muestra que cada 100 euros que la Generalitat de Cataluña destina a la financiación de las universidades públicas, estos se traducen en 449 euros de retorno social integrado. Los datos también indican que los estudiantes, seguidos de los empleados (PDI y PAS), las empresas y las entidades, las administraciones públicas, la sociedad y los alumni constituyen, en este orden, los grupos de interés que perciben un mayor retorno de este valor. El acto de presentación del informe, que se ha retransmitido en línea, ha contado con la participación del secretario de Universidades e Investigación de la Generalitat de Cataluña, Francesc Xavier Grau; la presidenta de la ACUP y rectora de la Universitat Rovira i Virgili, Maria José Figueras; el secretario ejecutivo de la ACUP, Josep M. Vilalta; la vicerrectora de Relaciones Institucionales, Cultura y Compromiso Social de la Universitat Rovira i Virgili (URV); Corion Camps; y la directora académica e investigadora principal de la Cátedra MANGO de Responsabilidad Social Corporativa de ESCI-UPF, Silvia Ayuso.

La primera edición de este informe, impulsado por la ACUP, es una iniciativa pionera que recoge una información que, hasta ahora, no había sido medida de una manera sistemática y que nos acerca un paso más a un sistema de contabilidad social que analiza el impacto social que genera la actividad de las universidades públicas catalanas, en esta ocasión para sus principales grupos de interés y expresada en términos monetarios. Esta nueva contribución complementa los contenidos recogidos en el Informe Impactos socioeconómicos de las universidades públicas y el sistema público de investigación de Cataluña, publicado también por la ACUP en 2017, con el cual analizábamos el impacto del sistema universitario público catalán en cinco ámbitos clave para la economía catalana.

Este informe se suma a la publicación de otros estudios que toman el pulso al sistema público universitario catalán como el Informe de indicadores de investigación e innovación de las universidades públicas catalanas (desde 2012) y el Informe de indicadores de formación y docencia de las universidades públicas catalanas (desde 2016). El conjunto de los estudios se puede consultar a través del web www.indicadorsuniversitats.cat y muestra que los impactos de las universidades en la sociedad son múltiples. Los más directos y de mayor alcance son la formación de ciudadanos y profesionales y la investigación científica. Las universidades y la investigación pública, sin embargo, también tienen otros impactos significativos, y es por eso que por primera vez en el conjunto de universidades públicas de Cataluña se estudia el valor social de las mismas.

El informe destaca que el sistema universitario público de Cataluña no es un gasto, sino una inversión que crea un valor social significativo y que, sin duda, redunda en progreso social, cultural, económico y tecnológico.

El informe está compuesto por dos partes. En una primera parte de carácter cuantitativo, el equipo de investigadores de la Cátedra MANGO de Responsabilidad Social Corporativa (ESCI-UPF), bajo el liderazgo de su directora académica, la profesora Silvia Ayuso, ha aplicado la metodología de cálculo denominada «del valor social integrado» (VSI). Esta metodología permite objetivar y expresar en términos monetarios el valor creado por una organización –en este caso la universidad– para el conjunto de sus grupos de interés (stakeholders) –aquí, los estudiantes, los empleados, las empresas y las entidades, las administraciones públicas, la sociedad y los alumni–, de forma que integra los resultados económicos y sociales en un único concepto de generación de valor y tiene en cuenta tanto los efectos tangibles como los intangibles. Para hacerlo, se ha seguido un proceso de investigación-acción participativa, con representantes de las ocho universidades participantes y de los correspondientes grupos de interés, que ha permitido identificar cuatro áreas de valor percibidas como relevantes y que corresponden precisamente a las cuatro funciones principales de la universidad que determina la guía de la Sustainable Development Solutions Network (SDSN) para hacer efectivo su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU: la educación, la investigación, el liderazgo social, y la gestión y la gobernanza.

El informe parte de datos relativos en 2017 y del curso 2017-2018 y concluye que el valor social integrado de las universidades públicas catalanas en el ejercicio del año 2017 sube a 3.583 M€, como resultado de la integración del valor social específico y del valor social generado por medio de su actividad económica. El estudio muestra que, por cada 100 euros que la Generalitat de Cataluña destina a la financiación de las universidades públicas, estos se traducen en 449 euros de retorno social integrado.

El valor social específico de las universidades públicas catalanas obtenido para el año 2017 (2.302 M€) supera ampliamente el valor social generado por su actividad económica en este ejercicio (1.282 M€). Así mismo, hay que señalar que el VSI consolidado de 3.583 M€ de las universidades públicas catalanas representa más de cuatro veces el importe recibido de financiación pública. El presente cálculo del VSI permite estimar los beneficios experimentados por todos los grupos de interés afectados por la actividad universitaria (aparte de las empresas y entidades, también estudiantes, PDI/PAS, alumni y sociedad).

Componentes del valor social integrado de les universidades públicas catalanes

En una segunda parte de carácter cualitativo, la Comisión de Responsabilidad Social Universitaria de la ACUP ha recogido, por un lado, la explicación y evolución de la política institucional y de gobernanza de la responsabilidad social de las universidades y, por otro lado, la descripción de un amplio abanico de proyectos y actividades relevantes, impulsados individualmente o mediante la colaboración con otros centros o agentes sociales y económicos del territorio, que ilustran la responsabilidad y el compromiso de estas universidades con la sociedad. El resultado ha sido una lista de un total de 30 casos prácticos que conforman experiencias colaborativas, innovadoras y de tipología diversa, en el sentido que abordan las cuatro dimensiones antes mencionadas. Además, se ha profundizado en las dificultades y los retos actuales y de futuro para fomentar el compromiso social en el contexto del sistema universitario catalán. De todo se sacan conclusiones que abren la puerta a poner en marcha nuevas líneas de trabajo teniendo en cuenta siempre la Agenda 2030 y los ODS como elementos inherentes de la actividad propia de la universidad y como marco de referencia compartido con otras universidades e instituciones. De entre estas conclusiones, Corion Camps, vicerrectora de Relaciones Institucionales, Cultura y Compromiso Social de la Universitat Rovira i Virgili (URV), ha destacado que “la finalidad última de la universidad es el progreso social, como agente social sus actividades e infraestructuras impactan directamente en el entorno (en el aspecto social, económico y ambiental) a la vez que el entorno también la transforma. Se ha visualizado una coincidencia muy alta entre las visiones de las diferentes universidades, tanto en la diagnosis como en la identificación de retos de futuro”.

El informe hace patente que ante los retos sociales, económicos y ambientales emergentes a escala global y local, las universidades asumen su rol estratégico para el compromiso social y lo hacen efectivo mediante estructuras internas, programas e iniciativas de largo alcance. Así mismo, atendiendo a los Objetivos de Desarrollo Sostenible, trabajan cada vez más en estrecha relación con otras instituciones, empresas y asociaciones de todo tipo, de acuerdo con la necesidad de compartir objetivos y trabajar en coordinación, tanto en nivel local como internacional.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*