18/09/2020

La URV reduce la presencialidad en los campus para no contribuir a la propagación de la pandemia

Todas las enseñanzas se impartirán en la modalidad de docencia mixta y se priorizan las actividades presenciales del primer curso de grado

La incidencia actual de la pandemia en el ámbito territorial de la URV y las recomendaciones fundamentadas de los expertos de la Universidad aconsejan reducir significativamente la presencialidad de los 14.000 estudiantes y más de 2.000 trabajadores en los campus para no contribuir a una propagación superior de la pandemia. Por ello en una resolución emitida por la rectora este viernes 18 de septiembre se establece que la presencialidad de la docencia durante el primer cuatrimestre se restrinja a lo que los docentes de las diferentes enseñanzas consideren imprescindible y se regulan las condiciones en las que se debe desarrollar la actividad universitaria para el curso 2020-21.

Más concretamente, la resolución detalla que todas las enseñanzas de los diferentes ciclos (grado, máster y doctorado, así como la formación continuada y las enseñanzas que conducen a títulos no oficiales) se deben impartir en la modalidad de docencia mixta. Con este objetivo se han instalado cámaras en las aulas que permitirán grabar las clases y ser emitidas para los estudiantes que tengan que seguirlas desde casa. Las facultades y escuelas deben decidir qué actividades serán presenciales en función de los requerimientos formativos, y se dará prioridad al primer curso de grado (estudiantes de nuevo acceso) y en las actividades que durante el curso 2019-20 se han demostrado más difíciles de hacer de manera virtual, como prácticas clínicas, prácticas de campo, laboratorios o algunas evaluaciones.

Para los estudiantes de primer curso y para asignaturas de otros cursos, se pueden hacer clases teóricas en grupos reducidos (alrededor de 30 estudiantes), si se puede mantener la distancia de seguridad de 1,5 metros y el espacio permite ventilación. También se pueden hacer actividades lectivas al aire libre si se mantiene la distancia de seguridad, siempre que el número de estudiantes convocados simultáneamente en el campus no sea superior a 300.

Para facilitar el seguimiento de las asignaturas, la resolución determina que las sesiones, ya sean presenciales o a distancia, preferentemente se deben registrar y poner a disposición de los estudiantes, de manera que los estudiantes las podrán seguir de manera remota por temas de planificación docente (rotación de grupos), problemas de salud o dificultades de desplazamiento en el caso de estudiantes de otras localidades nacionales e internacionales. Sin embargo, si hay estudiantes que no tienen los medios tecnológicos para seguir la clase síncrona a distancia deben formar parte, preferentemente, del grupo de asistentes presenciales si lo solicitan al responsable de enseñanza, que lo deberá valorar. También tienen preferencia los estudiantes que justifiquen documentalmente alguna necesidad educativa especial que aconseje la presencialidad.

Los cambios en la metodología docente, las actividades formativas, la evaluación y los calendarios académicos estarán a disposición de los estudiantes en la web de los centros y los espacios Moodle de cada asignatura.

Corresponsabilidad de los estudiantes y del personal

Para poder hacer un seguimiento de las personas que han compartido espacios en un momento determinado, en caso de que se produjera un contagio en las instalaciones de la URV o de la Fundación URV, el profesor responsable de la actividad docente debe tener identificados todos los estudiantes que participan en cada grupo. Por eso la Universidad trabaja para tener preparado un sistema de registro complementario basado en la lectura de un código QR en las entradas y salidas de aulas o espacios docentes.

Es obligatorio el uso de la mascarilla siempre en todos los campus y en todo tipo de actividades, y son primordiales otras medidas como la ventilación adecuada del espacios, el lavado de manos y la distancia interpersonal. En el caso de las prácticas en instituciones sanitarias, hay que adaptarse a las directrices del centro sanitario.

Además, cada estudiante debe aceptar una declaración responsable, que está disponible en Moodle, donde se compromete a conocer el Plan de contingencia, que se someterá a aprobación en el Consejo de Gobierno del 24 de septiembre, ya cumplir las medidas de autoprotección.

No pueden acceder a las instalaciones de la URV y de la Fundación URV las personas con sintomatología de COVID-19, las personas a quienes se ha diagnosticado la enfermedad y no han finalizado el periodo de aislamiento, y las personas que conviven o han estado en contacto durante el período que en cada momento determinen las autoridades sanitarias con otras personas con síntomas de infección respiratoria aguda (fiebre, tos, dificultad respiratoria).

La junta de centro debe aprobar la tipología de actividades docentes

La junta de centro es el órgano competente para aprobar la tipología de las actividades docentes en su centro, reservando la presencialidad en el aula para las actividades que sean indispensable a criterio del responsable de la asignatura, del responsable de la enseñanza o del equipo decanal: prácticas en los laboratorios o en el aulario; seminarios y tutorías académicas, y exámenes y otras actividades evaluativas. Del mismo modo, es necesario que el responsable de la enseñanza o del equipo decanal, con el apoyo de la oficina logística de campus, valore si es posible realizar actividades lectivas al aire libre revisando el volumen de estudiantes en las aulas del campus ocupadas simultáneamente en la franja horaria propuesta.

La resolución emitida este 18 de septiembre también recomienda que durante el horario de apertura de los centros esté presente, al menos, un miembro del equipo decanal o de dirección (o la persona en quien delegue), para tomar las medidas adecuadas en cada momento sobre posibles afectaciones provocadas por la situación actual.

Todas las informaciones y las indicaciones para la comunidad URV sobre las alteraciones del funcionamiento normal de la Universidad debido a la alerta sanitaria por coronavirus se pueden encontrar en la web www.urv.cat/coronavirus.