02/03/2021

Barcelona se comunica como una ciudad colaborativa, de oportunidades y modelo de buenas prácticas en el empoderamiento ciudadano

Son los resultados de un estudio del grupo Análisis Social y Organizativo de la URV que ha analizado la comunicación estratégica de Barcelona a través de las etiquetas que la definen

Barcelona. Crèdits: José Ignacio Sánchez.

En un contexto global e hiperconectado, las ciudades necesitan destacar y diferenciarse del resto con el fin de ser percibidas como competitivas para inversores, empresas, organizaciones, y por supuesto, los propios residentes. Las ciudades utilizan “etiquetas” para posicionarse mejor en la sociedad y ante otros actores, especialmente las comunidades. Así pues, es común oír hablar de ciudades sostenibles, verdes, inteligentes, éticas o, como en el caso analizado, ciudades colaborativas (más conocidas por el término en inglés, sharing cities). Una ciudad que se define a sí misma como colaborativa es aquella que promueve un desarrollo urbano basado en la economía colaborativa. Barcelona, desde 2015, ha usado esta etiqueta como marca de ciudad mediante la implementación de ciertas iniciativas, igual que otras ciudades referentes como Seúl, Ámsterdam, San Francisco, Milán o Malmö.

El estudio de estas etiquetas, especialmente desde la disciplina de la comunicación estratégica, es un campo novedoso y que ha emergido con fuerza en los últimos años. Desde el grupo de investigación Análisis Social y Organizativo de la URV del Departamento de Gestión de Empresas han trabajado previamente en líneas de investigación afines, como el consumo ético o el cooperativismo. En su último artículo, el equipo investigador formado por José Ignacio Sánchez, Eleni Papaoikonomou y Matías Ginieis, analizan la comunicación estratégica de Barcelona como una sharing city. Sus resultados se han publicado recientemente en Cities, una revista referente en el ámbito de las políticas urbanas y la planificación urbanística.

Bajo el título “Exploring the strategic communication of the sharing city project through frame analysis: The case of Barcelona sharing city”, analizan la manera en que el Ayuntamiento de Barcelona difunde su proyecto de ciudad colaborativa. Para ello, los autores han revisado documentos institucionales publicados por el ayuntamiento durante tres años, entre 2015 -cuando aparecen las primeras iniciativas de urban sharing en la ciudad- y 2018, tales como noticias, planes, políticas y material promocional. El abordaje del objeto de estudio combina herramientas y técnicas de análisis propias de la comunicación, las relaciones públicas, el marketing y la gestión urbana.

Una de las principales conclusiones del estudio es que la comunicación de la marca Barcelona sharing city busca, en primera instancia, involucrar a la ciudadanía como actor principal de la marca. Además, la marca potencia el valor de la comunidad como agente de cambio. El consistorio desarrolla aspectos como la educación, la vivienda, el empleo, la alimentación, el transporte, el medioambiente y la gobernanza, para construir su marca de ciudad colaborativa. La narrativa para Barcelona se relata con optimismo, y si bien se enumeran ciertas problemáticas, también se proponen soluciones para abordarlas a través sobretodo de la participación ciudadana. En resumen, los autores señalan que detrás de la marca sharing city, Barcelona se presenta como una oportunidad, un modelo de buenas prácticas y de empoderamiento ciudadano.

La Cumbre internacional Sharing Cities es un punto de encuentro sobre economías colaborativas, donde se reúnen expertos, representantes, plataformas, tercer sector e investigadores. El año 2018, Barcelona fue la anfitriona. Créditos: José Ignacio Sánchez.

Otro aspecto destacado del estudio es que la etiqueta sharing city puede ser usada como marca de ciudad. Así lo viene haciendo el Ayuntamiento de la ciudad en los últimos años para mejorar su imagen de marca y la percepción que la ciudadanía tiene de él, a través de mensajes que muestran el día a día de su gestión. Más allá de la comunicación de marca de ciudad, el estudio señala que es imprescindible para Gobiernos y Administración Pública el uso de herramientas de comunicación y el diseño de estrategias para informar sobre la actividad institucional y conectar con la ciudadanía.

Esta investigación ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en el marco de las Acciones Marie Skłodowska-Curie y de la URV. La tesis doctoral del investigador José Ignacio Sánchez está alineada con este estudio. Sánchez es beneficiario de uno de los 45 contratos predoctorales de la primera edición del Programa Martí i Franquès COFUND de la URV.

Referencia: José Ignacio Sánchez Vergara, Eleni Papaoikonomou, Matías Ginieis, Exploring the strategic communication of the sharing city project through frame analysis: The case of Barcelona sharing city, Cities, Volume 110, 2021, 103082. DOI: https://doi.org/10.1016/j.cities.2020.103082.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*