19/04/2021

Iniciada la campaña de cribado en el campus Sescelades de la URV con todas las citas disponibles agotadas

A lo largo de la primera jornada se han realizado más de 160 atenciones en el campus para detectar casos asintomáticos de covid-19. El Departamento de Salud aumentará las jornadas de cribado y prevé llegar a los 3.000 tests entre los cuatro campus de la Universitat

Esta tarde de manera gradual se ha ido realizando la extracción de muestras en el Campus Sescelades, en Tarragona - Autor foto: Xavi Jurio

El cribado masivo para detectar casos asintomáticos de covid-19 entre la comunidad universitaria de la URV ha comenzado hoy lunes en el campus Sescelades (Tarragona). Esta semana también se iniciará la recogida de muestras en el campus Bellisens (Reus) y el campus Cataluña (Tarragona). La respuesta de la comunidad universitaria a la llamada ha sido masiva y las más de 1.750 plazas para hacerse la prueba en los tres campus se han agotado en menos de 24 horas desde su anuncio. Estas cifras, sumadas a las del cribado del campus de Tierras del Ebro, que comenzó la semana pasada, suponen que al finalizar la campaña se habrán realizado pruebas a más de 2.000 miembros de la comunidad universitaria, más de la mitad de los cuales son estudiantes.

En vistas de la alta demanda para participar en el cribado, y a petición de la Universidad, el Departemento de Salud de la Generalitat de Catalunya prevé ampliar las jornadas de recogida de muestras en los campus de Tarragona y Reus y ofrecer 480 citas más, destinadas principalmente al colectivo estudiante, que podrán doblarse si también se agotan. Esto significaría sobrepasar las 3.000 pruebas dentro de la Universidad, de las 1.600 previstas inicialmente.

A lo largo de la tarde, los participantes inscritos en la primera jornada de pruebas del campus Sescelades se han dirigido de forma escalonada a la sala de grados de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería para hacerse una PCR y, de forma optativa , un test serológico. Los voluntarios se toman ellos mismos la muestra bajo la supervisión de técnicos sanitarios y reciben los resultados de las pruebas a las 48 horas por SMS o a través de la aplicación La Meva Salut, del Servicio Catalán de la Salud. En el campus Sescelades, se ha contado con la ayuda de profesionales de la Unidad Móvil de Cribajes en colaboración con la Cruz Roja.

El jefe de Planificación de la Región Sanitaria Camp de Tarragona, Xabier Ansa, y la rectora de la URV, María José Figueras, han valorado y agradecido la implicación de la comunidad universitaria en los cribados – Autora foto: Alba Mariné

El responsable de Planificación de la Región Sanitaria Camp de Tarragona, Xabier Ansa, valoró el hecho de que «en todo momento ha habido una comunicación ágil con la URV para planificar este cribado. Ha sido un proceso dinámico y se ha podido ampliar el cribado en cuanto a jornadas en el momento en que se han agotado. Este cribado permite llegar a grupos de edad que habitualmente no acuden a otros cribados de población general y nos permitirá detectar asintomáticos para romper las cadenas de transmisión de personas tanto del colectivo universitario como vulnerables en entornos familiares «.

Por su parte, la rectora de la URV, María José Figueras, ha agradecido la respuesta positiva de la comunidad universitaria de los diferentes campus en los que se está desarrollando la campaña de cribado y ha valorado de manera especial la participación masiva del estudiantado. «Las plazas que nos va ofreciendo Salud las agotamos en pocos minutos, por lo que consideramos que la campaña acabará teniendo una muy buena muestra de la comunidad universitaria», agregó la rectora. Figueras ha recordado que la Universitat ha colaborado estrechamente y desde el primer minuto con las autoridades sanitarias para ayudar a contener y superar la pandemia provocada por la covid-19.

Los cribados en las universidades son una iniciativa del Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya y van dirigidos tanto a estudiantes como al personal laboral de los centros. De todas las personas inscritas en los cuatro puntos de cribado de la URV, un 55% son estudiantes de grado y máster; un 20% son personal docente e investigador; un 16%, personal de administración y servicios, y el resto pertenece a otros colectivos.

El objetivo del Departamento de Salud es detectar casos asintomáticos de coronavirus para romper las posibles cadenas de transmisión comunitaria en los grupos de edad relacionados con el entorno universitario e identificar el estado inmunitario de este segmento de población. En esta línea, la rectora de la URV ha querido dejar constancia del apoyo y la predisposición que la Universidad ha tenido para colaborar con Salud desde el inicio de la pandemia, a través de iniciativas como el cribado o la adaptación en todo momento a las medidas dictadas por el PROCICAT.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*