28/09/2021

Investigan el beneficio del consumo de frutos secos sobre el sistema inmunitario

Investigadores de la URV y el IISPV lideran el proyecto internacional para el que necesitan 110 voluntarios de 40 a 65 años con sobrepeso que comen snacks habitualmente

La pandemia de COVID-19 se ha convertido en un gran desafío para los sistemas nacionales de salud y ha centrado el interés en la actividad de nuestro sistema inmunitario porque éste determina el progreso y la severidad de la infección por SARS-COV-2. En este contexto, la inmuno-nutrición, o el efecto de los nutrientes y los alimentos sobre la actividad del sistema inmunitario, es un tema de creciente interés.  Ya se ha demostrado la importancia de una correcta alimentación en enfermedades cardiovasculares, así como en la obesidad y la diabetes. Sin embargo, se abre una nueva perspectiva en el campo de la nutrición aplicada a las enfermedades infecciosas, que suponen la cuarta causa de muerte en el mundo.

Investigadores del grupo de investigación Nutrición y Enfermedades Metabólicas (NuMeD), pertenecientes a la Universitat Rovira i Virgili (URV) y al Instituto de Investigación Pere Virgili (IISPV) lideran un proyecto internacional para evaluar los beneficios del consumo de frutos secos sobre la actividad del sistema inmunitario. En concreto pretende demostrar si su consumo regular puede contribuir a fortalecer nuestro sistema inmunitario y, por tanto, ser una estrategia plausible para reducir el riesgo de infección. Además, los resultados de este estudio van a permitir identificar algunos de los mecanismos bioquímicos y moleculares que explicarían este beneficio, contribuyendo con ello a un mayor conocimiento del funcionamiento del sistema inmunitario y su relación con la alimentación.

Para lograr su objetivo, el estudio contará con 110 voluntarios que entrarán en un programa de intervención y seguimiento nutricional durante 2 meses. Más concretamente, se requieren hombres y mujeres voluntarios que tengan entre 40 y 65 años, con sobrepeso u obesidad, y que sean consumidores habituales de snacks (galletas, galletas saladas, patatas fritas y bollería).

La investigación está liderada por Mònica Bulló, catedrática del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la URV, conjuntamente con Jaume Folch y Christopher Papandreou, también investigadores de la URV y del IISPV. El grupo de investigación que dirige Bulló ha contribuido notablemente a evidenciar cómo el consumo regular de frutos secos, un alimento característico de la dieta mediterránea rico en muchos nutrientes, se relaciona con múltiples beneficios para la salud cardiovascular y la diabetes.

Ahora este nuevo estudio internacional, “Efecto del consumo de almendras sobre la composición y la actividad de las células mieloides innatas y las células linfoides”, financiado por California Almond Board, se propone demostrar si su consumo regular podría favorecer una mejor salud del sistema inmunitario.

Las personas que quieran colaborar en el avance de la investigación en salud, tengan entre 40 y 65 años, sobrepeso u obesidad puede contactar con el equipo investigador mediante el teléfono 977 759 388  o el correo electrónico NuMed@iispv.cat,  con el asunto “Participación AlmondIS”.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*