03/04/2020

La URV adaptará la evaluación de los grados y los másters a la modalidad no presencial

Las clases terminarán según el calendario previsto pero se extiende el período de evaluación hasta el 16 de julio como máximo para los estudiantes que no pueden seguir la evaluación continua y para las asignaturas que no se pueden evaluar online

El Consejo de Gobierno de la URV ha aprobado, en una sesión extraordinaria, la modificación de la normativa y el calendario académico de manera transitoria, por la elevada posibilidad de que el confinamiento se alargue y que, en consecuencia, se deba finalizar el curso con docencia en modalidad virtual.

Concretamente, el profesorado de grado y de máster deberá adaptar las actividades evaluativas a la modalidad no presencial, a excepción de cuando esto no sea posible. En estos casos, cuando no se pueda hacer la evaluación online de una asignatura por su naturaleza, cabrá la posibilidad de extender el calendario ordinario hasta el 16 de julio, con la hipótesis de que haya un periodo para la evaluación presencial entre mediados de junio y mediados de julio, si la situación lo permite.

Los cambios en el periodo de evaluación también responden a las necesidades de los estudiantes que no pueden seguir la evaluación continua, por lo que se les garantiza el derecho a hacer una prueba única en primera y en segunda convocatoria. El periodo de la primera convocatoria finalizará como muy tarde el 16 de julio y el de la segunda convocatoria finalizará el 7 de septiembre.

Aunque la modificación del calendario prevé la posibilidad de hacer evaluaciones en junio y julio, las clases finalizarán en las fechas previstas desde el inicio del curso tal como se indica en la guía docente de las asignaturas. Esto es porque la flexibilización del calendario, que es orientativo, pretende dar respuesta a casos diversos y, en todo caso, los centros y los responsables académicos lo adaptarán en función de las necesidades de las enseñanzas.

En cuanto a las prácticas curriculares, mientras dure la excepcionalidad, y cuando sea posible porque así lo facilita la empresa o entidad de acogida, las prácticas presenciales se sustituirán por prácticas virtuales o prácticas mediante sistemas de teletrabajo. Ahora bien, si la suspensión de las prácticas presenciales se levantara antes de cerrar la primera y segunda convocatoria, los centros deberían estudiar la viabilidad de hacerlas.

En cuanto a los cursos de formación del Centro de Formación Permanente de la FURV, el Consejo de Gobierno ha aprobado poder modificar las fechas de finalización y los períodos de evaluación para garantizar la calidad de la enseñanza y que los estudiantes puedan alcanzar la titulación .

Además, el Consejo de Gobierno ha acordado no implementar el pago por la reserva de plaza que tenían que hacer los estudiantes que se querían matricular e los másteres del curso 2020-21. Esta medida, que garantiza la admisión de los estudiantes que cumplen los requisitos, también se ha adoptado por la situación de excepcionalidad por la declaración del Estado de Alarma.