01/12/2021

Solo un 3% de los estudios publicados para buscar medicamentos contra la covid-19 había validado la metodología

Un grupo de investigación de la URV ha analizado 61 artículos científicos sobre reposicionamiento de fármacos aparecidos durante los primeros meses de la pandemia

Desde el momento en que estalló la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, la comunidad investigadora de todo el mundo se volcó en buscar una vacuna y también un tratamiento farmacológico que detuviera la evolución de la enfermedad. En esta carrera a contra reloj se multiplicaron las publicaciones de estudios en revistas científicas que utilizaban diversas técnicas para predecir inhibidores del virus SARS-CoV-2. Pero sólo el 3% de los trabajos estudiados que se habían publicado en los primeros meses de la pandemia había validado en el laboratorio los resultados. Ésta es la principal conclusión de un estudio elaborado por el Grupo de Investigación en Quimioinformática y Nutrición del Departamento de Bioquímica y Biotecnología de la URV después de analizar 61 artículos aparecidos en diferentes publicaciones científicas. Los resultados de este estudio se han publicado en la revista Medicinal Research Reviews.

Todos los artículos en los que trabajó este grupo de investigación habían basado sus investigaciones en estudios sobre reposicionamiento de fármacos. Esta estrategia se basa en buscar si existe algún medicamento aprobado para otras enfermedades -y del que, por tanto, se conozcan la seguridad y los posibles efectos adversos- que pueda ser útil también contra la covid-19. Una de las herramientas computacionales más utilizadas para buscar nuevos compuestos con nuevas actividades es lo que se conoce como ensamblaje proteína-ligando. Esta herramienta permite predecir si una determinada molécula se puede unir (y cómo lo hace) a una diana concreta, por ejemplo, en este caso el M-pro del SARS-CoV-2. La proteína M-pro es la principal proteasa del SARS-CoV-2 y otros coronavirus, y tiene la función de cortar una poliproteína del virus para obtener todas las proteínas que el virus necesita para replicarse.

Desde el inicio de la pandemia se han publicado cientos de artículos que proponen nuevas moléculas que podrían ser útiles para inhibir el M-pro, pero de momento no se ha aprobado ninguna. El grupo de investigación de la URV revisó la bibliografía de los artículos que habían utilizado la herramienta acoplamiento proteína-ligando para proponer nuevos inhibidores del M-pro del SARS-CoV-2 entre los fármacos ya existentes. Los artículos aparecieron en revistas científicas entre febrero y noviembre de 2020. Analizada toda la información, los resultados obtenidos han demostrado que, a pesar de haber superado los filtros para publicarse, sólo un 3,2% de estos artículos habían comprobado los resultados en el laboratorio, y un 67% no había realizado ningún tipo de validación de los resultados obtenidos.

El grupo investigador también observó que en muchas ocasiones estos estudios encontraron moléculas muy distintas, a pesar de que habían utilizado metodologías muy parecidas y analizado los mismos fármacos de origen. “Para validar los resultados es necesario comprobar en el laboratorio que el compuesto que se predice que inhibirá la replicación del virus lo hace realmente. Esto no es fácil de demostrar y no todos los grupos de investigación tienen los medios para ello”, explica Santi Garcia Vallvé, uno de los investigadores de la URV implicados en esta investigación. Los resultados de este estudio –añade– quiere que sirvan de “toque de atención” para la comunidad científica. “Con esta diana en concreto es necesario extremar las medidas. Los resultados que daban los estudios que hemos analizado pueden crear mucha confusión en la sociedad y en la comunidad investigadora”, alerta el investigador, que recuerda que “hay que hacer bien las cosas” a pesar de la urgencia por desarrollar un fármaco contra la covid-19 .

Además de Santi Garcia Vallvé, también ha liderado el estudio Gerard Pujades y ha participado el equipo investigador formado por Aleix Gimeno, María José Ojeda-Montes y Adrià Cereto-Massagué, junto con los estudiantes de doctorado Guillem Macip, Bryan Saldívar -Espinoza, Pol Garcia-Segura y Júlia Mestres-Truyol, graduados del doble grado de Biotecnología y Bioquímica y Biología Molecular de la URV.

Referencia bibliográfica: Guillem Macip, Pol Garcia-Segura, Julia Mestres-Truyol, Bryan Saldivar-Espinoza, María José Ojeda-Montes, Aleix Gimeno, Adrià Cereto-Massagué, Santi Garcia-Vallvé, Gerard Pujadas. Haste makes waste: A crítico review de docking-based virtual screening in drug repurposing for SARS-CoV-2 main protease (M-pro) inhibición. Med Nada Rev. 2021 Oct 26. doi: 10.1002/med.21862.

Print Friendly, PDF & Email

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*