08/06/2020

Científicos de la URV impulsan una campaña para promover el etiquetado frontal de los alimentos Nutriscore

Piden al Ministerio de Consumo y a las autoridades sanitarias que materialicen la implementación del sistema de etiquetado Nutriscore ya que está basado en publicaciones científicas que lo avalan y el más eficaz para mejorar la salud de la población

El catedrático de la Universidad Rovira i Virgili (URV), Jordi Salas-Salvadó y la investigadora Nancy Babio, ambos miembros de la Unidad de Nutrición Humana de la URV-IISPV, han impulsado una campaña para dar a conocer el etiquetado frontal de los alimentos Nutriscore, que consideran una herramienta necesaria para ayudar a los consumidores a hacer una compra más saludable.

Los investigadores consideran que hay que prever un período de aplicación y adaptación al sistema Nutriscore  ya que empieza a ser utilizado por la industria alimentaria en España y otros países europeos, así como la puesta en marcha de campañas informativas específicas para superar y clarificar sus limitaciones. Es por este motivo que han decidido iniciar una campaña de concienciación y educativa a través de estos vídeos para la población.

Basándose diversas publicaciones científicas, el sistema Nutriscore es el que ha demostrado ser el que mejor ayuda a los consumidores a determinar sus opciones alimentarias, mientras que los sistemas alternativos no han demostrado tanta efectividad. Es un sistema de etiquetado sencillo e intuitivo que emplea un logotipo de letras (de la A a la E) y cada una está asociada a un color diferente: verde oscuro, verde claro, amarillo, naranja claro y naranja oscuro. El formato es muy visual, ya que cuanto más verde es la etiqueta del producto, más saludable y, cuanto más naranja oscuro, peor.

Nancy Babio y Jordi Salas-Salvadó.

Los expertos de la URV consideran que el etiquetado nutricional es una más de las políticas de salud pública necesarias para combatir la epidemia de obesidad y enfermedades crónicas asociadas a la alimentación no saludable, al igual que las dirigidas a regular la publicidad, el oferta y la demanda de alimentos y bebidas no saludables, las cuales consideran que deberían estar necesariamente alineadas con políticas agroalimentarias que fomenten una producción sostenible de alimentos saludables. Piensan que no hay tiempo que perder todo ante la presión de algunas multinacionales que abogan por etiquetados engañosos para el consumidor. “A pesar de sus limitaciones, hay que tener presente que Nutriscore es el logotipo nutricional que ha demostrado científicamente ser más eficaz para los consumidores, y constituye una verdadera herramienta que puede contribuir a mejorar la salud de la población”, afirma el catedrático Jordi Salas-Salvadó.

Según la investigadora Nancy Babio, Nutriscore es un sistema que ha nacido desde el ámbito académico, “e independientemente de cualquier tipo de conflicto de interés con la industria alimentaria”. Por lo tanto “la ciencia debe ser el único argumento para seleccionar el modelo y, considerando los elevados índices de sobrepeso y obesidad y otras enfermedades crónicas en la población española, creemos que no hay tiempo que perder” apunta.

Como profesionales sanitarios y científicos apoyan este sistema que cuenta con el apoyo de la OMS-Europa y ha sido adoptado por países como Francia, Alemania, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y recientemente Suiza. Asimismo, diferentes organizaciones de consumidores europeas lanzaron la campaña “PRO-NUTRISCORE”, en mayo de 2019, bajo la coordinación de la Organización de Consumidores Europeos (BEUC), solicitando la implantación de sistema en toda Europa. Entre estas organizaciones también aparece la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) y la Confederación de Consumidores y Usuarios (CECU). También apoyan esta iniciativa múltiples sociedades científicas

Colaboraciones internacionales para promover el etiquetado

El profesor Jordi Salas-Salvadó, catedrático de la Universidad Rovira y Virgli (URV), investigador del Instituto de Investigación Sanitaria Pere Virgili (IISPV) y director del Programa de Nutrición del Centro de Investigación Biomédica en Red Fisiopatología de la Obesidad y la Nutrición del Instituto Carlos III junto a la investiigadora Nancy Babio, profesora y responsable del grado en Nutrición Humana y Dietética de la URV, investigadora del IISPV y del CIBEROBN, han sido implicados e interesados ​​en el desarrollo del etiquetado frontal de los alimentos desde el inicio de la propuesta.

En 2017 constituyó un hito importante dado que se celebró un foro debate junto a los creadores del Nutriscore, -la doctora Pilar Galan y el doctor Serge Hercberg, de la Universidad París 13- con la participación de investigadores, representantes de sociedades científicas, administración, empresas y organización de consumidores las conclusiones permitieron establecer las bases para la adopción de sistema Nutriscore en todo el Estado español.

Desde entonces el trabajo de los investigadores de la URV-IISPV-CIBEROBN junto a los investigadores franceses ha sido muy estrecho, colaborando también con el equipo de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) con el objetivo de valorizar el aceite de oliva y de nuevos para su incorporación en el algoritmo en el que se basa el Nutriscore y demostrar que en España también este etiquetado frontal permite hacer una compra más sana que utilizando otros etiquetados frontales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*