15/06/2020

El campus Terres de l’Ebre pondrá en marcha una aula de innovación pedagógica para formar futuros docentes

La de la URV será la primera aula RTC (Reinvent The Classroom) vinculada a una universidad de Cataluña y permitirá compartir el conocimiento con la comunidad educativa de la zona

Las aulas RTC están integradas por varios espacios flexibles, lo que permite implementar diversas metodologías.

La apuesta por un nuevo modelo educativo, basado en un cambio de percepción de cómo conocemos y de las maneras de conocer y que utiliza la tecnología en beneficio de la educación, cada vez tiene más presencia en los centros educativos. Por lo tanto, es también muy importante que los futuros docentes se formen en este ámbito. En septiembre, el campus Terres de l’Ebre de la Universidad Rovira y Virgili dispondrá de un aula avanzada que permitirá a los estudiantes de los grados de Educación Infantil y Educación Primaria y también a los del doble grado de Educación Infantil y Educación Primaria y los del posgrado Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento -la nueva oferta educativa del campus que se pondrá en marcha el próximo curso- diseñar y aplicar unidades didácticas que faciliten el desarrollo de este nuevo modelo educativo.

Se trata de un aula RTC (Reinvent The Classroom), un programa de transformación pedagógica y tecnológica que tiene como objetivo principal que el alumnado desarrolle habilidades y competencias del siglo XXI. “Tal como está diseñada esta aula, el alumno es el centro de su propio aprendizaje y aprende de forma creativa”, apunta Josep Holgado, responsable de los grados de Educación del campus de Tortosa, precisando que uno de los elementos importantes que intervienen en el proceso de innovación educativa está relacionado con la configuración y organización del espacio de aprendizaje.

El programa RTC nació en 2016 impulsado por la organización sin ánimo de lucro Learning Studios, con sede en Estados Unidos y actualmente hay un centenar de aulas RTC en todo el mundo, catorce de las cuales se encuentran en España. La del campus Terres de l’Ebre es la primera de Cataluña vinculada a una universidad y la segunda del Estado, tras la Hiperaula de la Universidad Complutense de Madrid. Es también la segunda aula de este tipo que se instala en la demarcación de Tarragona -la primera se abrió en Valls en febrero de este año. “Nuestra idea es utilizarla para la formación de los docentes pero a través del programa de aprendizaje y servicio de la URV servirá para compartir conocimiento con la comunidad educativa de la región”, argumenta Holgado.

Así los estudiantes del campus Terres de l’Ebre que cursen alguno de los grados de educación que se imparten en Tortosa y los del nuevo posgrado diseñarán secuencias didácticas pensadas para ser impartidas en esta aula. Estas actividades formarán parte de un catálogo en línea al que podrán acceder todos los centros de educación infantil y primaria de la zona. “Los centros podrán llevar a su alumnado de infantil y primaria, acompañado por sus maestros, para que puedan hacer algunas de las actividades diseñadas para alcanzar unas determinadas capacidades o competencias”, explica Holgado.

Por otra parte, a través del nuevo posgrado de Tecnologías del Aprendizaje y el Conocimiento, las propuestas que se diseñen en esta aula también pueden ser útiles para las empresas, desde el punto de vista de la formación, y en sectores como el cultural o del ocio.

Simulación virtual de cómo será la nueva aula RTC del campus Terres de l’Ebre.

La nueva aula RTC estará instalada en el segundo piso del campus de Tortosa y está dimensionada para 25 alumnos y cinco monitores. El espacio, como en el resto de aulas RTC, está distribuido en cuatro zonas diferenciadas: Thinking, Design, Maker y Stage (piensa, diseña, construye y presenta). De hecho, una de las principales singularidades de esta aula es la flexibilidad del espacio, lo que permite adaptarla a diferentes metodologías de trabajo, implementando la interdisciplinariedad, el trabajo cooperativo, la interacción de grupo y la social adecuadas a las nuevas maneras de aprender.

Se trata de un nuevo equipamiento que va más allá del ETLAB, el Laboratorio de Tecnología Educativa del campus de Tortosa. “Con el ETLAB nuestros estudiantes testean las posibilidades didácticas de diferentes herramientas tecnológicas. Aquí lo que harán será diseñar secuencias didácticas pensadas ya para adquirir capacidades o competencias concretas”, argumenta Holgado.

El aula está equipada con tecnología de punta y habrá también una cámara de vídeo de 360 ​​grados que permitirá a los estudiantes observar de forma remota y sincrónica las actividades que se desarrollen y realizar aportaciones a posteriori.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*