18/06/2021

La Coral y la Orquesta de la URV celebran los 30 y los 20 años de vida con el estreno de la Suite Rovira i Virgili el 22 de junio

Cantores y músicos rememoran la trayectoria de uno de los coros de referencia en España y de una orquesta en progresión ascendente preparada para abrirse fuera

Último concierto conjunto de la Coral y la Orquesta de la URV, la Navidad de 2019.

Han pasado 30 años desde enero de 1991, Montse Ríos decidió buscar cantores para crear un coro universitario que se ha convertido en un referente del mundo coral. Una década más tarde se creaba en la Universidad otra formación musical: la Orquesta, que ha seguido una progresión ascendente tras varios directores hasta el actual, Miquel Massana. Para celebrar el 30 aniversario de la Coral y el 20 de la Orquesta, pospuesto un año por la pandemia, el próximo martes 22 de junio las dos formaciones ofrecerán un concierto en el Palau de Congressos de Tarragona, donde se estrenará la obra compuesta por Carlota Baldrís para la ocasión: Suite Rovira i Virgili.

La compositora explica que la suite compuesta por cinco piezas recoge los poemas de Rovira i Virgili en las obras Collita darrera y Collita tardana, escritos en el exilio. “Ha sido un reto”, explica, especialmente “porque quería reflejar todos los colores de la obra de Rovira i Virgili, que son muchos”. La coral también recuperará Freedom Suite, de Duke Ellington, que debía haberla mostrado al público el curso pasado, y la Orquesta interpretará Intermezzi, un repaso de este concepto musical desde el Barroco hasta el siglo XX.

Es necesario inscribirse hasta el lunes 21 de junio en la página del acontecimiento para poder asistir como público.

La Coral ha hecho llegar la música de calidad a todas partes

Montse Ríos, impulsora y ánima de la Coral, recuerda que el inicio no fue fácil, especialmente, por la desconfianza que generaba que una mujer se pusiera al frente de la dirección de una formación coral. Al terminar los estudios de Dirección Coral en el Conservatorio Superior de Música de Ginebra, “me planteé la creación de un coro de calidad en Tarragona que trascendiera la Universidad”, explica. Por eso, a lo largo del tiempo, la Coral de la URV ha interpretado muchas de las obras más importantes del repertorio sinfónico coral, algunas de ellas han sido estrenadas en la ciudad, como, por ejemplo, la Sinfonía de los Psalms de Igor Stravinsky o la Misa de Berlín, de Arvo Pärt. Este hecho entronca con la importancia de la cultura que defiende Ríos: “Hace falta entender que la actividad cultural es fundamental para la vida intelectual y social de un país”.

Montse Ríos, directora de la Coral.

La Coral ha colaborado con solistas y orquestas de nivel, y ha participado en numerosos festivales y concursos nacionales e internacionales, logrando los primeros premios en diversas ocasiones, como, por ejemplo, el del concurso internacional de coros universitarios que se realizó en Pardubice (República Txeca). Sin embargo, algunas de las experiencias que más han marcado a Ríos y otros miembros de la formación son los viajes a Guatemala y Nicaragua en colaboración con la URV Solidaria. Sònia Robledo, soprano en la Coral y alumni de la Facultad de Economía y Empresa, describe lo que vivió en Nicaragua: “No olvidaré las caras de emoción de la gente que nos vino a ver, no lo había vivido nunca” porque llegaron a zonas rurales bastante alejadas de las capitales, donde nunca había ido ningún coro.

Uno de los cantores de más reciente incorporación es el investigador del Departamento de Química, Física e Inorgánica, Joan Carvajal, que también ha dirigido coros infantiles y es músico de cobla. Para él, uno de los incentivos de la Coral es “el alto nivel”, que los ha llevado a interpretar Carmina Burana en el Palau de la Música, formar parte de los coros que inauguraron el undécimo Simposio Mundial de Música Coral e interpretaron The Passion of Mary dirigidos por el mismo Howard Blake, compositor de la obra, ganador de un Premio Bafta y nominado a un Óscar por la banda sonora de Flash Gordon.

La Coral, con Sònia Robledo en medio, en una actuación en la Catedral de Tarragona.

De la música amateur a la orquesta sinfónica

Siguiendo el hilo de otras universidades, en el año 2000 la URV creó su orquesta. Ramon Aloguín fue su propulsor, con la colaboración de algunos miembros de la universidad como el investigador Xavier Correig, del Departamento de Ingeniería Electrónica, Eléctrica y Automática. La formación inicial era amateur, bajo la dirección de uno de los músicos y profesores de la Universidad en aquel momento, Markus Schikora. No obstante, la llegada del director Tomàs Grau supuso un punto de inflexión: incorporó la sección de cuerda y trabajó para convertirla en una orquesta sinfónica. “En aquella época la orquesta creció mucho en calidad y en cantidad”, apunta Correig, que toca el fagot en la sección de viento.

Secciones de viento, con Xavier Correig al fondo, y cuerda de la Orquesta.

Más adelante cogió la batuta Marcel Ortega, que tenía el proyecto de dar espacio a los compositores para experimentar. Bajo su dirección se estrenaron obras como Simfonia de la Imperial Tarraco de Joan Guinjoan y Concert per a gralla i Orquestra de Elies Espí.

A Ortega le sucedió Miquel Massana, que ha conducido la orquesta por uno de los años más complicados, el de la covid-19. Esta temporada ha truncado temporalmente uno de los objetivos de Massana: “Abrir la orquesta a otros sitios, fuera de la demarcación, y potenciarla” aprovechando el buen estado de salud de la formación, “que se nutre principalmente de estudiantes y de alumnado de la Universidad formados en los conservatorios de Tarragona, Reus y Vila-seca”, detalla.

Miquel Massana dirigiendo la Orquesta de la URV.

«Tenemos jóvenes del territorio que tienen talento», afirma Montse Ríos en referencia a Ortega y Massana. Y precisamente buscar colaboraciones con talento local es la idea que guía Massana, como han hecho con la participación en la grabación del disco de la cantante Anna d’Ivori, como tenían previsto hacer el curso pasado con el pianista Albert Guinovart, y como lo harán con Carlota Baldrís y su Suite Rovira i Virgili.


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*